abril 24, 2024

URGE UN QUINTANA ROO CON CIUDADES INCLUYENTES

0

 

URGE UN QUINTANA ROO CON CIUDADES INCLUYENTES

 

 

Punto Exacto

Por Julian Puente.

 

 

Las ciudades con discapacidad son aquellas que presentan espacios y entornos que impiden o dificultan el acceso, la participación y la interacción de los ciudadanos, independientemente de cualquier pérdida o anomalía relacionada con su estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica. Hace unos días la diputada local del Partido Verde Ecologista de México María José Osorio Rosas en entrevista con algunos compañeros de la zona sur dio a conocer que está trabajando en una iniciativa para las personas con discapacidad que contempla entre otras cosas la obligatoriedad de que los edificios públicos y privados cuenten con señalética y aditamentos para dicho sector, además de que los municipios al otorgar permisos de nuevas construcciones que sean de uso comercial o publico dentro de los requisitos indispensables se contemplen los lineamientos antes mencionados; sin duda es una formidable propuesta legislativa la cual hacía mucha falta.

 

Hay decenas de permisionarios y concesionarios municipales, estatales y federales que actúan solos en las calles. ¿Cómo podemos garantizar la calidad de la atención a la diversidad de capacidades y habilidades humanas si cada uno hace lo que más le conviene? ¿Dónde está la política pública capaz de iniciar el proceso de transformación? Los principios del diseño universal establecen que cualquier espacio debe pensarse para que puedan usarlo todas las personas, sin discriminar o estigmatizar. El acceso al espacio público exige que su planeación se adapte a capacidades variadas. Así se crean calles incluyentes, con un reparto equitativo del espacio entre peatones, ciclistas y usuarios del transporte público.

 

Lo cierto es que hablar de ciudades para personas con discapacidad, o ciudades accesibles e incluyentes es hablar de movilidad. Al final del día tú, yo y quien sea, sin importar sus limitaciones físicas o mentales, tenemos que movernos para llegar a algún lugar. Decidirse a diseñar ciudades accesibles puede parecer una decisión poco popular para las autoridades, sin embargo, atreverse a darles a estas personas algo que por derecho les corresponde es una excelente decisión. Iniciar es sencillo, empecemos por lo fácil, colocar guías podotáctiles en las principales calles de la ciudad para las personas con discapacidad visual. Señaléticas con braille. Construyendo rampas con la inclinación adecuada para el paso de sillas de ruedas y desplazamiento también de invidentes.

 

Si bien adaptar una ciudad a las personas con discapacidad supone cuantiosas inversiones, los beneficios van a ser disfrutados por todos los ciudadanos. Las rampas en aceras y acceso a edificios permitirán una movilidad más sencilla a ancianos y a padres con carritos de bebé, por ejemplo. La señalización sonora o con imágenes sencillas permitirá a niños y ancianos ubicarse fácilmente. Los lugares públicos accesibles y adaptados permitirán una mayor riqueza social a todos los ciudadanos. Medidas sencillas que permiten que todos los habitantes de una ciudad puedan aportar y disfrutar de ella.

 

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *