febrero 1, 2023

TIEMPO DE REFLEXION Y EMPATIA BIENVENIDO 2023

 

TIEMPO DE REFLEXION Y EMPATIA BIENVENIDO 2023

 

 

PUNTO EXACTO

POR JULIAN PUENTE

 

 

 

Los términos y comienzos de las etapas son momentos propicios para hacer una pausa y reflexionar sobre el camino recorrido, lo logrado, lo no logrado, los deseos y proyecciones. Momento para agradecer tanto por aquello que hemos tenido como por aquello que no. Lo cierto es que la vida es un constante abrir y cerrar de ciclos. Lo sabemos en la proporción misma del desarrollo de nuestros proyectos, expectativas, realizaciones y errores. Con sorpresa miramos hacia atrás cómo ha cambiado el contexto mundial y nacional en este último periodo luego de la pandemia, hoy podemos agradecer tener una vida más normal.

 

Sin lugar a dudas el fin de año puede potenciar felicidades y tristezas. Quienes tuvieron un año difícil, con el telón de fondo de la pandemia y sus consecuencias, es probable que aumenten su malestar, sus dolencias, incluso que puedan llegar a deprimirse. Tener problemas económicos, haber perdido el trabajo, sufrido una enfermedad personal o la de un ser querido, o peor aún, una muerte, oscurece y se opone el sentido de celebración y de alegría que se le supone a las fiestas; nada más absurdo que el tránsito de un duelo en medio de las celebraciones, pero hay quienes si lo hacen y ahí pues es cuestión de cada quien.

 

Sin duda alguna estas fechas marcan que en muchos hogares regresará la alegría de dar la bienvenida a sus allegados y los abrazos y las lágrimas correrán por sus rostro, ¡quién no tiene alguien fuera del país o del estado! Quién no tiene un hermano, un hijo, un cuñado o un padre o madre fuera y lejos;  estos son días pues, de olvidar las penurias y zozobras para abrazar muy fuerte, a nuestros seres queridos y soñar ya despiertos el estar juntos nuevamente. Ya las razones de las partidas no importan, quedan atrás se pierden en la emoción y en la alegría del regreso. Nada importa ya, de dejar los sueños por vivir el presente y realidad y poder disfrutar a pleno con lo más sagrado que es la familia y nuestros seres queridos.

 

El mejor balance que podemos hacer es preguntarnos si vivimos acorde a nuestro deseo, si llevamos la vida que queremos o la que se nos impuso desde lo familiar y social. Podemos utilizar el calendario para ordenar objetivos, para planificar, pero no es obligatorio. Lo que urge es hallar nuestra mejor versión. Es hora también, que meditemos nuestras vidas y promesas hechas que quedan por cumplir. Tratemos que el esfuerzo realizado ayude a los demás para hacer una sociedad más justa. Empujemos verdaderamente cada uno un poquito más, por nosotros y los demás, hagamos un esfuerzo más, siempre hay lugar para un poco más, fabriquemos realidades concretas y hagámosla posible, todo se puede. Feliz cierre de año 2022 y mis mejores deseos para este 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: