diciembre 2, 2022

BAJA PARTICIPACION CIUDADANA Y EL EFECTO MORENA. POR JULIAN PUENTE

PUNTO EXACTO

POR JULIAN PUENTE

 

 

BAJA PARTICIPACION CIUDADANA Y EL EFECTO MORENA.

 

“Las elecciones, a veces, son la venganza del ciudadano. La papeleta es un puñal de papel”. La anterior es una frase de David Lloyd ex primer ministro de reino unido y que no está nada alejada de la realidad que se vivió en la jornada electoral que se vivió este domingo en Quintana Roo donde tal vez el ciudadano decidió no salir a votar por hartazgo, decepción o por castigar políticamente a alguien. Esta jornada electoral nos dejó ver varios aspectos entre los que destaco dos: la baja participación electoral y que la marca MORENA junto con una buena aceptación popular de quien postule es sinónimo de triunfo pese a que muchos piensen lo contrario.

En el tema de la baja participación es algo que en lo personal no me deja satisfecho y creo que a muchos tampoco. Hasta el corte de las 10 horas de este lunes 6 de junio el PREP registro 2 mil 193 actas capturadas de 2 mil 297, con una suma de votos de 488 mil 824 de un padrón electoral de 1 millón 335 mil,  173 personas en posibilidad de votar traduciendo lo anterior en una participación del 40 por ciento muy por debajo de la del 2016 cuando también fueron elecciones para gobernador.es decir menos de la mitad de los electores salieron a votar, no hubo lluvia, no vi camiones acarreando gente como años en antaño, no vi muchas casas amiga, a lo mejor ese porcentaje de votación fue de ciudadanos que realmente les interesa la democracia y ejercer libremente su voto o fueron los que recibieron algún tipo de dadiva o presión laboral para que salieran a votar.

 

Y como después de toda elección, ha vuelto a la carga la discusión sobre el voto obligatorio. Lo primero es aclarar que el voto obligatorio sí aumenta la participación. La evidencia internacional es bastante consistente al respecto y muestra que, en aquellos casos en que es posible comparar, el voto obligatorio sí genera un aumento en el porcentaje de votantes. La obligación de votar puede, efectivamente, aumentar los números en las urnas. Pero no basta para eliminar la desconfianza y malestar que ronda en la mayoría de la población. Al revés, implementarlo sin hacer otros cambios puede tener efectos aún más negativos. Necesitamos reforzar los valores democráticos en el sistema educativo, así como inculcar hábitos de participación. Necesitamos mecanismos de participación incidente que permitan que la ciudadanía se active entre elecciones, que los institutos electorales y organismos políticos se metan más a fondo a buscar ejes que motiven al ciudadano a salir a votar, pero sobre todo que quienes lleguen al poder cumplan con lo que prometen y hagan un buen gobierno, de ahí depende que el porcentaje de votación pueda aumentar en procesos venideros.

 

MARCA MORENA

 

En esta elección quedo demostrado una vez más y pese al número bajo de participación que la marca MORENA continua están fuerte y que sumado a la buena aceptación de candidato o candidata que postule es garantía de triunfo. En el caso de la gobernadora electa Mara Lezama su carisma y popularidad acumulada desde hace muchos años aunado al trabajo realizado como alcaldesa de Cancún le garantizo desde el inicio de las campañas el saber que el triunfo prácticamente ya estaba dado. Sin embargo como buena política y servidora social no aflojo el paso y realizo su campaña con mucho entusiasmo como si fuera en el último lugar de las encuestas. Creo que en este caso la baja participación que arrojo números apabullantes contra su más cercana competidora fue lo mejor que le pudo haber pasado a Laura Fernández, porque de haber existido un porcentaje más alto de votantes la “masacre” hubiera sido exponencial que ni Mike Tyson se hubiera podido levantar de la lona. Gana MORENA. Porque mantuvo una percepción de triunfo en cuatro estados (Quintana Roo, Oaxaca, Tamaulipas e Hidalgo). Gana el presidente AMLO, porque los candidatos de Morena siguen imitándolo. Algunos no tienen identidad o campaña propia, sino que se remiten a repetir el diagnóstico y la fórmula de “ya sabes quién”.

El partido del presidente sigue siendo visto como un cambio en los seis estados donde hubo elecciones. Si bien es cierto algunos de los contrincantes del partido guinda no tuvieron la fuerza política para pensar en un triunfo en las urnas, sus propuestas no fueron malas y mucho menos su trayectoria, el problema tal vez sea que en la mayoría de las veces se dedicaron a denostar únicamente a los candidatos de MORENA causando con ello que el votante indeciso o que votaría por otro partido decidiera dárselo a quien estaban atacando porque en política eso refleja la desesperación por querer llegar al poder por el poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: