junio 28, 2022

 

Las campañas políticas prácticamente llegaron a su fin y con ello el apasionamiento normal que se da cada que hay elecciones. En lo particular estas campañas tuvieron otro sabor de boca al figurar caras jóvenes y frescas como candidatas y candidatos a algún escaño legislativo, además de que los dimes y diretes entre los candidatos no fueron tan marcados y eso deja ver qué se va avanzando en la madurez política que necesitamos.

Los candidatos y candidatas durante los últimos días, semanas y meses han buscado convencernos de ser la mejor opción para representarnos y gobernarnos. Vale la pena hacer un balance de lo ocurrido este tiempo ya que serán quienes nos representen tanto en el Congreso del Estado como en el Poder Ejecutivo. Una vez más, las campañas han estado lejos de ser ejercicios democráticos de debate e intercambios de ideas, esto a pesar del enorme esfuerzo de las autoridades electorales en muchos casos, pues algunas de las fuerzas políticas y sus candidaturas han privilegiado las malas prácticas, campañas negativas y la polarización como estrategias para ganar las elecciones.

A partir del primer minuto del 1 de junio y hasta el cierre de casillas quedan suspendidos todos los actos de campaña, se prohíbe la propaganda o proselitismo por cualquier medio, la publicación de resultados de encuestas y sondeos sobre preferencias electorales; difusión de informes de labores y cualquier tipo de propaganda gubernamental. Es por lo anterior que estos dos últimos días la creciente ola de propuestas y mensajes a través de redes sociales estarán al orden del día, incluso mostrando a candidatos y candidatas haciendo lo impensable, desde irse a cortar caña como destapando coladeras en plena lluvia, el objetivo es el mismo, persuadir al votante y acaparar ese voto.

Hubieron propuestas de todo tipo desde las innovadoras como las de “refrito” que varios candidatos se las fusilaron de procesos anteriores, hubieron quienes propusieron cosas fuera de lugar, es decir pavimentar calles y poner alumbrado público cuando eso compete al presidente municipal y hubieron quienes propusieron desaparecer el DIF estatal, así como lo lee; sin embargo lo que si le gusto a la mayoría de la ciudadanía es que muchos de los candidatos y candidatas son gente joven, con ganas de hacer las cosas. Ahora solo resta que en caso de que esa gente joven logre el triunfo mantenga su palabra y no se deje embarrar por los cacicazgos partidistas y se vuelvan a olvidar de la ciudadanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: