mayo 18, 2022

COMUNICACIÓN POLÍTICA Y EL MARKETING

 

PUNTO EXACTO

POR JULIAN PUENTE

 

COMUNICACIÓN POLÍTICA Y EL MARKETING

 

La importancia de las campañas electorales radica en que en ellas se despliegan, desde distintos medios, los esfuerzos para hacer que el mensaje de cada candidato o candidata llegue al grueso de votantes, pero en una campaña tan reñida como la que vivimos actualmente en nuestro estado, a veces lo que más se escucha es ruido, ataques, señalamientos, y parecería que las propuestas imprescindibles quedan de lado. Pero cometeríamos un gran error si no sabemos qué están proponiendo todos los candidatos, sin importar su lugar en las encuestas o su partido, lo importante aquí es conocer las propuestas y muchas de ellas llegan a través de las redes sociales.

Las propuestas y un buen manejo de marketing político son claves para que el ciudadano conozca a los participantes en la contienda electoral, pero sobre todo tratar de ganarse su confianza; hoy en día 9 de cada 10 personas en edad de votar tienen acceso a redes sociales de manera inmediata y ahí es donde los interesados en ganar la elección deben de centrarse. Lamentablemente muchos equipos de campaña están rodeados de gente inexperta tanto en asesores políticos como de imagen y publicidad digital, unos diciéndole al candidato o candidata propuestas “interesantes” y los otros asegurándoles que tienen tantas vistas y reacciones. Cabe recordar que cualquier campaña política se compone principalmente de tres elementos: mensaje, dinero y activismo. En términos de estructuración de mensaje, el aspecto emocional debe ser cuidadosamente creado antes de ser propagado. Como toda estrategia, ésta de apelar a las emociones tiene sus potenciales riesgos.

Sin embargo, todavía muchos candidatos y partidos siguen haciendo política a la vieja usanza, lo que ha generado una gran decepción social, realizando una política muy antigua, que no atrae a las «nuevas mayorías» o que se está alejando rápidamente de estas nuevas mayorías. Las campañas de propuestas y compromisos siguen siendo demandas cotidianas por parte, principalmente, de los observadores y críticos de la política en la nueva sociedad de la información y el conocimiento, pero siguen siendo también poco útiles para obtener el apoyo mayoritario de los votantes, ya que los ciudadanos no votan necesariamente por el plan de gobierno o la plataforma programática que presentan los candidatos y partidos, sino votan cuando sienten confianza y cercanía con el candidato y les genera credibilidad sus propuestas de gobierno.

En fin, la nueva comunicación en campañas electorales en la sociedad de la información y el conocimiento no sólo está acompañada de nuevos dispositivos tecnológicos y de nuevos receptores más educados e informados, sino también de nuevos emisores y, sobre todo, de nuevas estrategias, procesos, métodos y sistemas útiles para persuadir y movilizar a los votantes a los votantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: