Partido Verde, eterna rémora política

Cuarto de Guerra

Javier Chávez Ataxca

Morena ha sido parasitado por el Verde Ecologista a niveles que hieren de muerte su congruencia, porque con inexplicable generosidad a los peones del “Niño Verde” Jorge Emilio González –así, con un apellido– les ha obsequiado abundantes posiciones estratégicas en los ayuntamientos donde fueron en alianza, asimilando además villanos que han convertido en hábito la corrupción y los negocios, como la voraz exalcaldesa de Puerto Morelos y diputada federal de la 4T, Laura Fernández Piña, quien como diputada local del PRI –en tiempos del gobernador Félix González Canto– impulsó con éxito una reforma para enviar a prisión a las mujeres que aborten.

Hoy convertido en sarnoso malviviente, el PRI concedió posiciones inmerecidas al Verde a partir de 2006, cuando Ludivina Menchaca Castellanos fue incluida como segunda en la fórmula para el Senado encabezada por el exgobernador priista Pedro Joaquín Coldwell, un político de altura a diferencia de su hijo Pedro Joaquín Delbouis, humillado por Morena en su lucha por la reelección como alcalde de Cozumel. En 2012 el “Niño Verde” encabezó la fórmula para el Senado, llevando como copiloto al exgobernador Félix González Canto, quien hizo toda la campaña proselitista.

Como último gobernador del PRI y en un lance desesperado, Roberto Borge Angulo entregó Cancún al Verde y Remberto Estrada Barba fue alcalde en 2016, pero el PRI fue expulsado de la gubernatura y Laura Fernández Piña como alcaldesa priista de Puerto Morelos traicionó al Tricolor y saltó al Verde, acelerando la desintegración de un PRI que ahora come de la mano del gobernador Carlos Joaquín González.

Y mientras el PRI llora su desgracia entre la basura de los mercados públicos, el Verde es afortunado aliado de Morena y se quedó con dos de las cuatro diputaciones federales al postular a Juan Luis Carrillo Soberanis –exalcalde priista de Isla Mujeres– y a Laura Fernández Piña, cuyo nuevo cambio de piel le permitió hacer campaña con el chaleco de Morena, con un ojo en Puerto Morelos donde intentó manipular a su sucesora del Verde, Blanca Merari Tziu Muñoz, viuda de Ignacio Sánchez Cordero, destinado como candidato y asesinado por un pistolero.

Les sale lo carroñeros a la dirigente priísta y a sus achichincles

Joaquín Quiroz

En las tomas de protesta de ayuntamientos, diversas señales de oportunismo y querer quedar bien se vieron, pero quienes de plano se llevan las palmas es la “plana mayor” del casi desaparecido PRI, quienes ni tardos ni perezosos fueron a apersonarse a la toma de protesta de José Alfredo Contreras Méndez “Chepe” a gritar el clásico “ganamos” cuando Elda Ayuso Achach y su camarilla ni sus luces se les vio en la campaña del popular presidente.

Los verdaderos priistas bacalarenses los que de verdad se la rifaron con Chepe, los que caminaron toda la campaña, sudaron, y si merecen posiciones, no se vieron tan hambreados para la foto como esta violenta dirigencia y sus achichincles quienes hicieron campaña desde sus oficinas o en sus piscinas, preguntando ¿qué tal va su día?

Cual rémoras oportunistas que son andan, aves de rapiña, buscando hueso o lo que caiga para que desde Bacalar patrocinen al derrocado PRI como en su momento lo hicieron en Isla Mujeres o Cozumel con los ex ediles, sitios que ya están cerrados para Elda y su pandilla, por lo que ahora el objetivo es Bacalar, lo cual ya vislumbra Chepe quien no sería difícil se separe del tricolor.

Y además de ir de rémoras a Bacalar Elda Ayuso Achach y su camarilla pasan la charola por todo el Estado, en Solidaridad ya logró según nos refieren Heraldos de Xlalibre que su pareja sentimental sea titular del Inter Playa.

Así pasando charola a los regidores de su partido está pidiéndoles posiciones y demás le urge lana ya que por tantas multas que por su violencia paga el PRI no hay fondo que alcance, y en los municipios donde no ganó el tricolor pero que operaron para que así sea la todavía presidenta también pide cuota, que vergüenza.

BALAS PERDIDAS.

Tal y como adelantamos en estas líneas la diputada federal Laura Lynn Fernández Piña hacía según ella amarres y negociaciones para presidir esta comisión, lo cual quedó en un sueño no cumplido, y callada sin aspavientos ni más Anahí hoy verá por los intereses de la principal industria de Quintana Roo en San Lázaro.

Interesantes señales del punch y trascendencia que trae la legisladora por el 02, entrando y avanzando, aunque algunos respiren por la herida y no entiendan que en el proyecto que se llama Rafael Marín rumbo al 2022 la operadora del Sur es la diputada morenista, pero bueno que sigan en la discusión de gentilicios los nativos recalcitrantes y arcaicos.

Por cierto, mal y de malas anda Doña Laura Fernández, ya que además de todo está saliendo la cloaca de corrupción de su administración, como por ejemplo que sus regidores cuates se autorizaron bono de medio millón de pesos cada uno por chambeadores y eficientes, demás divinuras de la legisladora federal que retomaremos pronto.

¡ Ya ni la chinga la Secretaria de Salud !

Gregorio Yupit

¿No se supone que su deber es legislar, ser representantes del pueblo y velar por el bienestar social?, por qué la pregunta, pues porque parece que hay quienes van al Congreso Local únicamente a “calentar silla”.

Y es que las carencias en materia de salud en el estado cada vez son más notorias y es un tema que prácticamente se salió de control, pero parece que a las autoridades les vale gorro, pues poco o nada han hecho por tatar de dar solución a este asunto.

Además, son 5 los diputados que conforman la Comisión de Salud y Asistencia Social, 5 voces que no han hecho lo suficiente para presionar a la actual secretaria de Salud en el estado, Alejandra Aguirre Crespo, la cual no termina de ponerse “xux”, y parece que necesita que se le presione para hacer bien su chamba.

Es urgente mejorar el presupuesto, y sobre todo lo necesario en el puesto y garantizar un servicio de calidad de la SESA para con los ciudadanos.

Regresando al Congreso Local, quienes integran la mencionada comisión son: Edgar Humberto Gasca Arceo, María Cristina Torres Gómez, Iris Adriana Mora Vallejo, Tyara Schleske De Ariño y María Fernanda Trejo Quijano, son estos personajes quienes como “representantes de pueblo”, deberían hacer eco de las quejas de los ciudadanos y exhortar a la titular de la SESA a que se ponga las pilas y devengar su sueldo.

Si comento esto es porque ya son bastantes las quejas que últimamente se han escuchado por parte de la gente, sobre todo la de escasos recursos, quienes denuncian falta de médicos en zonas rurales, medicamentos, estudios y demás carencias. Como muestra de ello la denuncia pública que hizo el padre del menor que se cayó de una incubadora del Hospital Morelos, asegurando que el bebé tiene citas periódicas en Cancún y la SESA ordenó el traslado del menos en una camioneta para nada apta para este tipo de traslados, ¿o no hay vehículos idóneos, o a SESA le vale ma… el bienestar del menor?

Pero eso no es todo, pues a la lista de quejas en contra de la SESA, se suma una bastante lamentable, pues varios menores de la Ribera Del Rio Hondo resultaron intoxicados, luego de que personal de la secretaria pasara a fumigar, con lo que se dice es un producto altamente toxico, uno de los menores tuvo que ser traslado de urgencia a la capital para su atención médica.

¡Caray!, ¿qué está pasando con nuestras autoridades de salud?, ¿acaso no les importa el bienestar de los ciudadanos?, pues parece una broma el que una secretaría tan importante no cuente con los recursos para adquirir medicamentos e insumos que puedan aliviar las enfermedades de las personas. Ah, pero eso sí, si fuera alguien “recomendado”, ahí se hace hasta lo imposible para conseguir los insumos y darles “la mejor cama del hospital”.

Pero bueno, será el próximo 12 de octubre cuando Alejandra Aguirre Crespo, asista al congreso, a comparecer, en verdad esperamos que estos diputados no solo le extiendan la alfombra roja como es ya su costumbre, si no que en verdad externen el sentir ciudadano y que se le cuestione firmemente con el fin de que se aclaren todos estos detalles que nos importa saber a todos. ¡Ya basta de simulaciones!

Comunicación sin pies ni cabeza en OPB

Roberto Torres

Con una mala tarjeta de presentación es como inició la administración de Yensunni Martínez como presidente municipal de Othón P. Blanco, pues el elitismo y la falta de “colmillo” hicieron ver su toma de protesta como un evento solo para amigos.

Si bien Yensunni, la nueva alcaldesa capitalina se ha abierto a la prensa, su vocero, Jorge Rodríguez, mejor conocido como “Chinto”,no ha tenido el tacto ni la sutileza de tratar a sus semejantes para consolidar alianzas y evitar el golpeteo político.

Desde el primer momento fueron varios compañeros periodistas quienes manifestaron su descontento por no recibir una invitación al evento, y otros tantos señalaron también el trato tan déspota que se les dió dentro del teatro de la UQROO, donde a pesar de buscar transmitir el inicio de la nueva administración, la principal preocupación era cumplir con un ridículo protocolo para que los invitados pudieran ver, dejando de lado a quienes se encargan de la difusión.

Por si fuera poco, la falta de mentes frescas en el área de comunicación hacen que cada boletín, muchos de los cuáles constan de más de 6 párrafos, se vuelvan un fastidio que nadie quiere leer y que terminan muertos en la bandeja de entrada de los medios de comunicación, dando una efectividad bajísima al momento de querer pregonar lo mucho o poco hecho en estos días de nuevo gobierno.

Habrá que ver si Rodriguez logra recapacitar y busca alianzas con los medios, o si bien, habrá de cometer el mismo error que Rodrigo Madera en la gestión pasada, quien se sintió tocado por Dios y rechazó cualquier tipo de alianza mediática, lo que finalmente terminó hundiendo más a Otoniel Segovia al no poder contrarrestar el asedio politico que muchos medios daban al entonces presidente municipal.

Militares en retiro, mando único ineficaz el dilema en las policías municipales

Julián Puente

La continuidad del mando único policial en el estado de Quintana Roo no ha traído buenos resultados, sobre todo en lo que tiene que ver con la prevención. Tampoco así ha sido el nombrar como titulares de la socias municipales a marinos o militares en retiro ya que muchas de las veces por su entrenamiento militar no poseen el tacto para tratar con la ciudadanía. En la renovación de los ayuntamientos se continuara con esta práctica que repito, no ha dado resultados inmediatos. La propuesta de policía estatal única afecta a los municipios Libres; es regresiva, pragmática y reactiva, con una visión punitiva más que de desarrollo humano. Es decir no va al fondo del conflicto.

El crimen, además de que infiltra a policías y autoridades de los tres órdenes de gobierno, ha penetrado el tejido social y a las comunidades rurales y urbanas, encontrando en las comunidades en descomposición social y en los jóvenes sin futuro (ninis) el caldo de cultivo ideal para el negocio de las drogas, ofreciéndoles algo que el Estado es incapaz de generar: Trabajo e ingreso remunerado, por supuesto ilegal y efímero, alentado por la cultura de la violencia, que se manifiesta mediante la pérdida de valores y principios democráticos y la identidad cultural.

Lo que es una realidad es que el primer contacto del Ayuntamiento con las comunidades es la policía municipal, cuyos integrantes surgen de éstas. Por tanto, son los Ayuntamientos los que mejor pueden establecer la comunicación y las acciones sociales, de infraestructura, de seguridad y de servicios urbanos requeridos para la reconstrucción del tejido social. ¿Cómo pretenden combatir la violencia y la criminalidad con la continuidad de un mando estatal centralizado si antes no se han resuelto problemas estructurales como son las infiltraciones, la corrupción, la impunidad, la pobreza y las violaciones graves a los derechos humanos, sobre todo por las policías estatales, federales y las fuerzas armadas?.

En la actualidad nuestro país presenta una crisis de seguridad pública que ha diezmado la credibilidad entre los aparatos de procuración de justicia y la ciudadanía. El peligro cotidiano en que viven miles de personas, tanto en sus bienes como en su integridad física y psicológica, lo hace aún más evidente. El modelo de mando único tiene antecedentes en Latinoamérica, aunque con resultados diversos. Tanto los carabineros de Chile como la Policía Nacional de Nicaragua son historias de éxito en cuanto a aceptación, confianza ciudadana, impacto en la reducción de los índices delictivos y servicio comunitario. Por el contrario el mando único en nuestro estado no ha sido para nada una bolsa de resultados positivos y mucho se debe a que no contemplan aspectos como la instauración de un auténtico servicio civil de carrera policial, una remuneración adecuada y prestaciones dignas para una profesión riesgosa, recursos tecnológicos modernos, una efectiva coordinación entre las distintas fuerzas de seguridad e intercambio de información y tecnología, protocolos de actuación homologados, así como mecanismos eficaces de vigilancia y control internos y externos del actuar de dichos servidores públicos.

El Estado promueve el estigma de que los policías municipales son los corruptos y responsables de todos los males, por lo que hay que “limpiar” y “depurar” a las corporaciones, en lugar de respetar sus derechos. En fin veamos qué es lo que sucede con estas nuevas administraciones municipales y la designación de militares en sus direcciones bajo el sistema del mando único.

Bacalar otro degradado polo turístico de Quintana Roo

Haydee García

Los empresarios consientes al cuidado del medio ambiente están muy enojados con la administración de el ex presidente municipal, Alexander Zetina Aguiluz, que solo enriqueció sus bolsillos, dejando una infraestructura básica en pésimas condiciones y con los efectos ambientales que eso conlleva.

Bacalar ya no puede retroceder a los actos de contaminación que el ser humano ha hecho despiadado y estúpidamente, los basureros clandestinos al aire libre son el menor de los problemas cuando se habla de que este frágil ecosistema ha sido afectado; tan claro como el hecho de que en pasados meses la laguna perdió sus afamados tonos azules.

Esto debería representar un gran foco rojo, pues este municipio que se separó de Othon P. Blanco con el fin de mejorar ha sido víctima de los políticos que, lejos de administrarlo, solo han saqueado las arcas municipales para enriquecer sus bolsillos y la de sus familiares apropiándose de terrenos y negocios sin importarles nada.

El Plan de Desarrollo Urbano (PDU) de Bacalar tiene 10 años desarrollándose, pero aún sin publicarse, un esfuerzo inútil ante la necesidad de poner orden al crecimiento urbano. Se continúan autorizando construcciones que afectarán fuertemente el ecosistema, dañando estromatolitos y toda la naturaleza que rodea a Bacalar.

¿Le temblará la mano a Yensunni Martínez?

Géner Corona

Qué tan dispuesta estará la presidenta municipal de Othón P. Blanco, Yensunni Martínez Hernández, a actuar contra su antecesor, Otoniel Segovia Martínez, quien dejó el Ayuntamiento con 17 denuncias en su contra por presuntos actos de corrupción y desempeño irregular de la función pública.

Salvo Otoniel Segovia, nunca en la historia del Estado un acalde de Quintana Roo, había enfrentando tal número de demandas y todas procedentes de regidores, porque tradicionalmente estos procedimientos los promueven organizaciones civiles dedicadas a documentar actos de corrupción de las autoridades.

Hasta el momento la recién asumida Presidenta Municipal nada ha dicho sobre cómo actuará en el tema de dichas denuncias, que involucran también a quienes ocuparon cargos directivos en la anterior administración.

El hecho de que el ahora expresidente municipal sea militante del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) podría ser motivo más que suficiente para que Yensunni Martínez no actúe ni con prontitud ni con la Ley en la mano para aclarar si existieron o no actos de corrupción.

Lo anterior, porque en caso de que se demuestren que sí existe sustento para las acusaciones contra Otoniel Segovia, se evidenciaría que en MORENA son iguales que en los demás partidos políticos y que también mienten, roban y traicionan.

La Alcaldesa othonense ha solicitado tres meses para que se note el cambio en lo servicios municipales, así que sería oportuno que manifieste cuánto tiempo necesitará para que conocer el resultado de esas 17 denuncias.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: