Una alimentación saludable y la actividad física, previenen el desarrollo de enfermedades cardiovasculares

* Los síntomas de estos padecimientos, pueden incluir dolor de pecho, falta de aire, dolor, entumecimiento, debilidad o frío en las piernas o los brazos, dolor en el cuello, la mandíbula, la garganta, abdomen superior o en la espalda

Chetumal. – Concientizar a la población sobre la importancia de prevenir las enfermedades cardiovasculares mediante estilos de vida saludables, es un eje prioritario de trabajo señaló la secretaria de Salud Alejandra Aguirre Crespo en el marco de la celebración del Día Mundial del Corazón

En este sentido, señaló que en Quintana Roo, la Secretaría de Salud (SESA) impulsa acciones a fondo para la promoción de los entornos favorables para la salud cardiaca, a fin de lograr que las personas sean capaces de tomar decisiones saludables para el bienestar de su corazón en donde sea que vivan, trabajen, estudien o se diviertan.

Refirió que una alimentación poco saludable y la inactividad física son los principales factores de riesgo para el desarrollo de diversos padecimientos, como las enfermedades cardiovasculares (ECV), las cuales se relacionan como la principal causa de muerte tanto a nivel mundial como nacional. 

 

En este sentido mencionó que la cardiopatía coronaria, las enfermedades cerebrovasculares, las arteriopatías periféricas, la cardiopatía reumática, las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares son, entre otras, las principales enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos.

Al respecto, indicó que los síntomas de las enfermedades cardiovasculares, que pueden ser diferentes entre los hombres y las mujeres, pueden incluir dolor de pecho (angina de pecho), falta de aire, dolor, entumecimiento, debilidad o frío en las piernas o los brazos, dolor en el cuello, la mandíbula, la garganta, abdomen superior o en la espalda.

En este contexto señaló que una alimentación poco saludable, caracterizada por un bajo consumo de frutas y verduras, un consumo elevado de sal, azúcares y grasas, así como la inactividad física, contribuyen a la obesidad y el sobrepeso, los cuales a su vez son factores de riesgo para desarrollar las enfermedades cardiovasculares.

Hizo notar que muchas formas de enfermedades del corazón pueden ser prevenidas o tratadas manteniendo un estilo de vida saludable.

Por tanto, recomendó reducir el consumo de sal, realizar actividad física diariamente (entre 150 a 300 minutos de actividad física moderada a la semana), mantener un peso saludable, dejar de fumar, consumir 5 porciones de frutas y verduras al día, y aumentar el consumo de fibra dietética.

También aconsejó consumir más alimentos naturales y evitar el consumo de productos ultraprocesados altos en sal, azúcar y grasas, limitar el consumo de alcohol, reducir el consumo de azúcar y evitar preparar los alimentos con mucha grasa.

qroo.gob.mx/sesa

cgc.qroo.gob.mx  

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: