Mensaje del gobernador Carlos Joaquín a los quintanarroenses en relación al 5º Informe de Gobierno.

Señoras y señores:

En 2016 junto a todas y todos ustedes decidimos darle la vuelta a una página de la historia de este estado.

Decidimos navegar, contra viento y marea, hacia un mismo rumbo.

En todo este tiempo nos unimos para emprender un proyecto común de futuro y no repetir las experiencias del pasado.

Hoy podemos decir con especial orgullo que Quintana Roo vive el tiempo del cambio, con un nuevo rostro, porque:

Gozamos de paz social. 

Luchamos diariamente contra los retos que genera el crecimiento acelerado.

Estamos atentos día a día en prevenir y atender a los efectos del sargazo, los huracanes y tormentas. 

Respiramos libertad, libertad de ideas, de expresión y de vida.

Construimos todos los días democracia bajo el respeto de la división de poderes, la transparencia, la lucha contra la corrupción, contra la delincuencia y la impunidad. 

Promovemos un crecimiento económico basado en el esfuerzo de todos. 

Recuperamos los primeros lugares en indicadores de desempeño gubernamental a nivel nacional.

Somos líderes del turismo mundial.

Creamos más empleos. 

Diversificamos nuestra economía, impulsando el potencial comercial de Chetumal y el sur del estado mediante su integración al comercio internacional.

Impulsamos la productividad del campo, mejoramos las condiciones de vida de las zonas rurales y zonas mayas. 

Mejoramos la infraestructura hidráulica, sanitaria y pluvial, lo que nos permitió que las fuertes lluvias de hace unos días fueran drenadas en su mayoría a las pocas horas.

Combatimos la pobreza para disminuir las desigualdades. 

Construimos el C5, el mas moderno de México y Latinoamérica que nos garantiza un trabajo de vigilancia permanente y coordinado en favor de la seguridad.

Impulsamos el empoderamiento de las mujeres brindándoles herramientas materiales y legales para que vivan sin violencia, ejerzan plenamente sus derechos y desarrollen su talento.

Pero, por sobre todas las cosas, estamos viviendo nuestro hoy, con la fuerza de una comunidad integrada de un crisol de razas y culturas llegadas a nuestro estado, que han construido una sociedad más sabia, más madura, que aprendió a creer en sí misma y que ve con orgullo lo que entre todos hemos sido capaces de construir y que queremos seguir construyendo para no volver atrás.

Quintana Roo sigue siendo una expresión de esperanza, ya no es ni será un caso de desarrollo frustrado.  

Nuestro estado camina hacia un desarrollo pleno, exitoso, donde los frutos de este crecimiento, a partir de un cambio y un rumbo trazado, están llegando a todos los rincones de su extensión geográfica y a todos sus habitantes.

Y lo logramos contra viento y marea, con pandemia, sargazo, desastres naturales, gracias al esfuerzo de todas y todos.

Es para mí un privilegio, ser el gobernador de los casi 2 millones de habitantes, que son protagonistas de este tiempo de Quintana Roo.  

Amigas y amigos:

La emergencia sanitaria por la llegada del Covid-19 puso en juego todas nuestras actividades cotidianas, impactando en las relaciones sociales y sacudiendo a todos los sectores e instituciones.

A la pandemia no le importó nada, pero a nosotros si.  A mí sí.

Porque en los tiempos difíciles que atravesamos, nunca abandonamos a las familias más necesitadas, nunca redujimos el gasto social. Por el contrario, lo aumentamos. 

Nadie me lo contó, yo he estado ahí para verlo, para sentirlo junto a cada uno de ustedes. 

Desplegamos toda la fuerza del gobierno para estar presente en los municipios, en las colonias, las zonas rurales, las comunidades indígenas, los lugares devastados por los desastres naturales, en los hospitales y los centros de salud.

Apoyamos a los docentes en las escuelas virtuales, al personal de salud, al personal de seguridad pública, y a las familias que permanecieron en sus hogares.

Las medidas que tomamos desde el primer día para preservar la salud de las y los quintanarroenses durante la pandemia fueron duras pero necesarias. Como consecuencia, hoy vivimos una recuperación económica promisoria:

Con un promedio de 400 a 500 vuelos diarios en el aeropuerto de Cancún, a diferencia de los 30 que llegamos a tener el año pasado.

La llegada nuevamente de cruceros semanales a Cozumel y Mahahual, después de 16 meses de no tenerlos.

Recuperamos la ocupación hotelera con la visita de más de 1 millón 300 mil turistas frente a los 64 mil que tuvimos en mayo de 2020. A los 116 mil 382 cuartos de hotel se suman 8 mil 772 cuartos más que hoy se encuentran en construcción, así como nuevos centros comerciales, parques temáticos, nuevos atractivos.

Las inversiones en el turismo se multiplican, al mismo tiempo que cada día estamos más convencidos que sólo avanzando con orden, certeza, confianza, paz social, inclusión y transparencia, podemos aspirar al lugar que todos queremos.

Y aunque ahora aparezcan detractores oportunistas, hicimos lo que nunca se había hecho, porque este cambio era necesario y va en serio.

Sé que muchas veces, la credibilidad política los ha defraudado 

Pero esta vez ha sido diferente. 

Saben ¿por qué? 

Porque aprendimos del pasado y elegimos cambiar.

Porque enfrentamos, dimos la cara y pusimos el pecho a cada problema que nos aqueja y porque ya empezamos a ver resultados, lo que significa una señal de esperanza.

Amigas y amigos:

Hoy empezamos con la misma fuerza, compromiso y ahínco los próximos 365 días.

Trabajamos, construimos y avanzamos juntos en estos cinco años donde llegamos a conocernos, debatimos, marcamos nuestros puntos en común y también nuestras diferencias.

Quiero agradecerle a cada una, a cada uno de ustedes por este esfuerzo compartido en estos cinco años.

A las organizaciones sociales, a las cámaras empresariales, a la iniciativa privada, a los inversionistas nacionales y extranjeros, a los médicos, médicas, enfermeras, enfermeros, bomberos, trabajadores del sector turístico, policías, personal de servicios públicos, servidores públicos por toda su confianza y por su compromiso por Quintana Roo. 

Porque los gobiernos pueden cambiar de personas, de partidos, pero ustedes siempre están presentes apuntalando y aportando todo de sí para el crecimiento y desarrollo de nuestro estado.

 

Por primera vez en muchos años de la historia de Quintana Roo, asumimos con convicción que la mejor forma de trabajar era en equipo y nos sumamos desde el primer minuto de gestión a los tres, a los dos órdenes de gobierno para crear las condiciones de gobernabilidad y de un esfuerzo compartido por hacer lo que se tenía que hacer para mirar hacia adelante con optimismo y certeza.

Por eso trabajaré hasta el último segundo de mi gestión de la mano de cada uno de ustedes, voy a hacer todo lo posible para que el cambio que nos propusimos encabezar, no se detenga y avance.

Sabemos que todavía falta mucho por hacer para que podamos vivir en un Quintana Roo como el que todos aspiramos.

 

No hay que darse por vencidos. Bajar los brazos nunca fue una opción para mí, ni tampoco puede serlo para ustedes.

Mi pasión es servir a Quintana Roo.

La tarea aún NO está terminada:

Contamos con un mandato popular que nos convoca a seguir escribiendo otra nueva y mejor historia para nuestra entidad.

Y así lo vamos a hacer.

En materia de salud.

 

Hemos aplicado 1 millón 519 mil 345 dosis de vacuna, de esas 500 mil 160 personas tienen ya un esquema completo.

Cumplimos con los criterios nacionales de calidad en la prestación de servicios, con la acreditación del 93% de nuestras más de 207 unidades médicas.

Construiremos del Hospital General de Chetumal que sustituirá al Hospital General actual. 

Pondremos en marcha el Hospital Oncológico de Chetumal que es una prioridad para la atención a personas con cáncer. 

Construimos los Centros de Salud en la ciudad de Chetumal, en las localidades de Juan Sarabia y Chacchoben.

Rehabilitamos los Centros de Salud de las localidades de Tihosuco, Andrés Quintana Roo y Limones

Rehabilitamos los Centros de Salud en las localidades de, Bacalar, Huay-Pix y el Hospital Comunitario de Isla Mujeres.

Abriremos el nuevo Hospital Comunitario de 12 camas en la localidad de Nicolás Bravo, aquí en Othón P. Blanco.

Construiremos el área de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) del Hospital General de Cozumel y del Hospital Materno Infantil Morelos, en Chetumal.

Abriremos el Hospital Comunitario de Tulum.

Contamos con cobertura de internet en casi el 100 % de las unidades médicas de primer nivel urbano y rural. 

En materia educativa continuamos garantizando el servicio de clases virtuales a toda la población escolar del estado a través del canal de televisión 4.2, internet y cuadernillos para quienes no cuenten con servicios digitales.

Las condiciones sanitarias han permitido durante el mes de agosto el regreso seguro a clases presenciales. Al día de hoy, 671 escuelas han regresado a clases presenciales de las cuales 300 son públicas y 371 privadas. 

Hemos tenido 24 casos reportados de Covid, en 9 alumnos y 15 trabajadores de la educación.

Y seguimos apostando a la educación con obras de infraestructura en la Universidad Tecnológica de Cancún.

Con la construcción de la Unidad de Medicina en la Universidad de Quintana Roo.

La conclusión de Conalep en Playa del Carmen con la construcción de dos edificios nuevos y un nuevo Conalep en Cancún IV.

Construcción de jardín de niños y de una escuela primaria en Cozumel.

Y la nueva Universidad Tecnológica de Tulum.

El Parque de la Equidad de la ciudad de Cancún cuenta con una superficie de más de 89 hectáreas y es el proyecto de espacios públicos más importante de la historia de Cancún que contará con equipamientos deportivos, culturales y recreativos.

La remodelación del emblemático boulevard de Chetumal.

La modernización del boulevard costero de Bacalar.

La rehabilitación del camino Cafetal – Mahahual y la rehabilitación del camino Kantunilkín – Chiquilá. Y de varias carreteras más entre diversos poblados del centro y sur del estado que se encuentran en malas condiciones.

Iniciaremos obras en infraestructura de vialidades y áreas de esparcimiento en las localidades de Tulum, Chiquilá, Kantunilkín, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Isla Mujeres, Chetumal, Cozumel, Playa del Carmen y Puerto Morelos.

Hemos apoyado al Presidente de México y al gobierno federal para la construcción de el Tren Maya, al que aportaremos cerca de 22O hectáreas del Gobierno del Estado por mas de 3 mil millones de pesos.

Junto con el gobierno federal, estamos construyendo el nuevo aeropuerto internacional de Chetumal que recibirá su primer vuelo internacional el próximo 1 de diciembre.

Así como el próximo aeropuerto de Tulum que tendrá capacidad para 7 millones de pasajeros.

El proyecto del Canal de Zaragoza llevado a cabo en coordinación con la Secretaría de Marina, es una obra marítima que une la bahía de Chetumal con el Mar Caribe, ya tiene un avance del 70 por ciento en el dragado e incluye una Marina de 156 peines, así como un puerto de carga y una terminal para yates. 

Con el Programa de Dignificación de Localidades atendimos 91 comunidades de los municipios de Bacalar, Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Tulum y Othón P. Blanco con obras que incluyen la construcción de módulos comunitarios, modernización del servicio de alumbrado público, infraestructura de apoyo para personas con discapacidad y el mejoramiento de espacios deportivos y parques y llegaremos a muchos poblados mas.

Por ejemplo, continuaremos obras en 30 localidades. 

Con una inversión muy importante pavimentaremos calles en Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Chetumal, Chiquilá, Kantunilkín, Tulum, Bacalar, Puerto Morelos, Isla Mujeres, Playa del Carmen y Cancún y en la rehabilitación y construcción de parques de Cancún y Cozumel.

Construimos el Recinto Fiscalizado Estratégico para detonar el turismo de compras en Chetumal y potenciar los beneficios de las empresas con estímulos fiscales estatales y municipales.

El puente Nichupté conectará la zona hotelera para la ciudad de Cancún. Hemos realizado todos los estudios y gestionado con todas las autoridades, las factibilidades en los 3 órdenes de gobierno.

Desde hace 4 años enfrentamos uno de los retos más fuertes en el Estado, la presencia del arribo masivo del sargazo. 

Hoy con la suma de esfuerzos de los ayuntamientos y la coordinación de la Secretaría de Marina Armada de México hemos logrado adquirir 11 lanchas sargaceras, 1 buque sargacero costero, 4 barredoras y casi 10 mil metros de barreras; lo que nos ha permitido la recolección en este año de 33 mil toneladas de sargazo tanto en agua como en tierra. 

A partir de la presentación del semáforo diario de la presencia del sargazo en las playas, el pronóstico semanal del sargazo y con los sobre vuelos de SEMAR y el trabajo del Instituto Oceanográfico del Golfo y Mar Caribe contamos con un monitoreo puntual y certero del arribo del sargazo a nuestras costas.

La presencia de huracanes y fenómenos meteorológicas han sido permanente en nuestro estado.

Hoy tenemos georreferenciados los más 980 refugios, instalamos un comité estatal de emergencia en el punto de impacto desde la primera alerta y trabajamos a través de un sistema de comando de incidentes para administrar cualquier tipo de emergencia y optimizar los recursos.

Señoras y señores: 

La política no ayuda a nadie cuando las divisiones se convierten en personales.

Durante muchos años dejamos que esas divisiones se volviesen posiciones irreconciliables. 

Pero hoy, tenemos un futuro mejor por delante porque las y los quintanarroenses elegimos crecer, y hemos crecido, aunque a muchos les duela. 

No vengo a decirles que todo está bien, ni que ya salimos adelante. 

Lo que estamos haciendo juntos desde el primer día, es hacer posible lo imposible.

Mi mayor deseo es que las generaciones que siguen después de nosotros se encuentren con un Quintana Roo firme y de pie.

Tengo la certeza que vamos en la dirección correcta, porque el cambio nació de ustedes, mujeres y hombres valientes, de sus deseos y de su esperanza, no de un espacio político o de algún iluminado. 

La honestidad y la transparencia de mis acciones me permite mirar de frente a mi familia y a todas y todos ustedes. 

Hemos trabajado sin descanso, paso a paso, sin medidas sorpresivas o traumáticas, siempre en el diálogo, en la búsqueda de acuerdos, avanzando, enfrentando los problemas y buscándoles la mejor solución.

Por primera vez en muchos años pusimos la realidad sobre la mesa.

 

Con pluralidad, con capacidad de aceptar y corregir los errores, con ánimo de escuchar a los demás, sin sentirme dueño de la verdad, dispuesto a compartir nuestros esfuerzos para lograr el bien común.

Por eso acompaño con optimismo los signos de recuperación que vemos, por eso insistimos en convocar al conjunto más allá o más acá, de cualquier alineamiento partidario o interés particular. 

No hice promesas incumplibles para llegar a donde estamos, no nos atamos a pactos de supervivencia ni a acuerdos oscuros y reviso el avance y cumplimiento con un observatorio ciudadano todos mis compromisos hechos en campaña.

Todo lo logrado ha sido con el esfuerzo de todas y todos, ese esfuerzo no puede volver atrás y el cambio alcanzado ya nadie nos lo puede quitar.

Estamos convencidos que gobernar es hacer y estar. 

Porque el Quintana Roo al que aspiramos no se hace con brechas, con divisiones, ni agresiones. No se hace desde un solo espacio político. Se hace entre todos y se hace juntos.

Se hace sabiendo que cada una y uno de nosotros tiene algo que aprender de la otra o del otro. Y que cuando se trate de mejorarle la vida a millones de personas, las ideas y las palabras no tienen dueño.

Quiero cerrar estos momentos con un especial sentimiento al esfuerzo y a la fuerza que me ha acompañado en estos cinco años, mi familia. 

A Gaby, mi esposa, gracias por acompañarme en esta responsabilidad desde el voluntariado del DIF estatal, lo has hecho muy bien por el desarrollo de las familias con toda la pasión por Quintana Roo.

A mis hijos Carlos, Ana Gaby, Miguel, José Jorge, a mi mamá doña Delmi, gracias por ser esa familia ejemplar que llena mis horas, en este camino que recorremos juntos. 

Gracias, por sus alegrías, su compañía, su fuerza, su paciencia por no poder compartir todos los momentos que quisiéramos, por ser los más y mejores críticos de mi gobierno, por estar presente y por mostrarme que a través de su amor siempre tendré un cielo donde mirar.  

Los quiero mucho.

Seguimos siendo un estado joven. Ha llegado el momento de caminar hacia nuestra mejor historia. De llevar adelante el valioso legado de nuestros antepasados, con visión de futuro, a las nuevas generaciones. 

Cuidar nuestra salud, promover la seguridad y recuperar nuestra economía, son las tareas en las que nos hemos concentrado y en las que todas y todos hemos participado.

Les comparto con mucha emoción, que he iniciado cada día de mi gobierno, inspirado por quienes decidieron NUNCA darse por vencidos. 

… Hablo del maestro o la maestra que aprendió a dar clases por videoconferencia, para que sus alumnos no se atrasaran. Pienso en las doctoras, en los doctores, los enfermeros, las enfermeras que decidieron arriesgar su vida, con tal de salvar la de sus pacientes. Recuerdo a nuestras y nuestros policías y servidores públicos que no pararon de trabajar, aún en los peores días de la pandemia, para que, en ningún hogar, faltara alimento, agua o seguridad. Reconozco el papel invaluable de madres y padres que reinventaron su vida para cuidar y educar a sus hijos en casa, al tiempo que trabajaban para salir adelante.  

Agradezco a las familias, que además del apoyo del gobierno, brindaron soporte económico y emocional a nuestros abuelos, abuelas a quienes tanto debemos, para que no se sintieran solos y mucho menos abandonadas o abandonados a lo largo de esta travesía. Aprecio y agradezco de corazón, a los empresario pequeños, medianos y grandes que se la jugaron con Quintana Roo, y decidieron no correr gente, a pesar de lo difícil que llegó a ser el panorama.

A cada una de ustedes, a cada uno de ustedes, les digo que me pongo de pie y los reconozco, porque contra viento y marea, al igual que su gobierno ¡nunca se rindieron!

Gracias a nuestro esfuerzo compartido Quintana Roo está de pie y está más fuerte que nunca. Vivimos en un contexto de plena democracia y libertades. Colocamos a nuestro estado en los mejores lugares de desempeño gubernamental a nivel nacional. Recuperamos nuestros empleos turísticos y mejoramos la productividad del campo. Abrazamos y apoyamos las acciones de igualdad de género. Impulsamos acciones estratégicas para acelerar el crecimiento del sur del estado, combatimos la pobreza y dignificamos las condiciones de vida de nuestros pueblos originarios. 

¡Aquí estamos Quintana Roo! 

Con el talento, determinación y entusiasmo de nuestra gente, estamos saliendo adelante. 

Sociedad y gobierno trabajamos juntos. Nunca dejamos de ir hacia adelante. Mantuvimos el paso frente al mal tiempo. 

Regresaron los turistas, los cruceros, y los empleos. Y lo más importante… regresó la esperanza. 

No bajemos la guardia. 

Sigamos adelante con la convicción de que no hay causa que nos pueda vencer, cuando trabajamos juntos. 

Estoy convencido de que falta menos para que podamos vencer a la pandemia y construir una vida distinta y mejor.

Con esa conciencia impulsemos el cambio de rumbo en nuestro estado. 

Empecemos juntos la odisea de poner a Quintana Roo a tiempo con los tiempos.

Por ti, por los tuyos, por quienes vendrán después de nosotros… cada quien, desde su trinchera, los convoco a que sigamos dando nuestro mejor esfuerzo.

¡Va por los nuestros, va por Quintana Roo y va por México!

Con el esfuerzo de todas y todos contra viento y marea.

¡Juntos Saldremos Adelante!

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: