MANI Y OXKUTZCAB RUTA GASTRONOMICA Y CULTURAL

POR JULIAN PUENTE

 

La península se Yucatán es una lugar lleno de riquezas naturales, arqueológicas, turísticas y gastronómicas. Otxkutzcab y Maní en el vecino estado de Yucatán son dos lugares que no debes de visitar ya que cuentan con todo lo que busca un aventurero amante de la naturales y de la comida. La primer parada realizada por el equipo de JP Multimedios fue en el pueblo mágico de maní en el cual su principal atractivo es la comida que ahí se prepara, específicamente el famoso pooc chuc.

 

Indagando en la historia encontramos que Maní fue la primera comunidad indígena en donde se establecieron los franciscanos, en el estado de Yucatán, para edificar un convento permanente, erigido en 1549 bajo la advocación de San Miguel Arcángel. Hoy en día, Maní es un pueblo lleno de cultura, tradición, gastronomía, arte popular y magnífico bordado. Fundado en 1549, el conjunto conventual de Maní se construyó bajo la dirección de fray Juan de Mérida y fue erigido con la advocación de San Miguel Arcángel. Su edificación se terminó en siete meses, pues fueron empleados en esta tarea aproximadamente seis mil indígenas. Para 1582, el Convento de San Miguel de Maní tenía a su cargo once pueblos, con un total de 7,591 habitantes que atendían cinco franciscanos para su confesión.

 

Por el exterior el templo presenta el aspecto de una fortaleza, por la altura de la muralla que lo contiene y las almenas que la rematan en su base. Su fachada principal, sumamente sencilla por el estilo de la época, se ve coronada por los campanarios típicos de Yucatán, ligados por un pequeño frontón central en el que aparece un nicho con la escultura de piedra de San Miguel Arcángel. De igual manera no podemos dejar de visitar las Grutas de Loltún las cuales están ubicadas a 20 Km de Maní, Loltún, que en maya significa “Flor de Piedra, es el nombre de singulares grutas que llaman la atención porque se ha encontrado evidencia de asentamientos humanos de hace 400 a 700 años. La visita a estas grutas es una experiencia única. El paseo cubre una distancia de más de 700 metros de impresionantes formaciones pétreas. El recorrido dura alrededor de 2 hrs.

 

En cuanto a la gastronomía si visita Maní sería un pecado no degustar el famoso Poc-Chuc, uno de los guisos más populares de Yucatán, se trata de carne de puerco cortada en trozos pequeños acompañada de rodajas de rábano, cebolla, tomate licuado, cilantro y un toque de naranja agria, que será el elemento que le dará un sabor sin comparación y claro, tortillas hechas a mano. El poblado de Maní es famoso por hacer del Poc-Chuc su especialidad el cual obviamente fue degustado por el equipo de JP. La tradición yucateca incluye una serie de platillos que se han convertido con el paso de los años en íconos que representan al estado a nivel nacional e incluso mundial. Algunos son incluso distintivos de poblados específicos, aunque se pueden disfrutar desde cualquier punto, existen restaurantes en los que se saborean aún más por ser la especialidad de la casa, como es el caso del Poc-Chuc en Maní y en Ticul.

 

De igual forma ubicado a 50 km de Maní se encuentra Uxmal que es el sitio arqueológico más importante de la región Puuc y uno de los más grandes de México. Se recomienda ir en la tarde pues hace menos calor y el sol es más amable, el recorrido lleva de dos a tres horas. Se recomienda asistir al espectáculo de luz y sonido. La ruta Puuc es un circuito arqueológico que abarca varias ciudades de magnífica arquitectura, edificadas durante el periodo Clásico (600-900d.C.), cuando la cultura maya alcanzó su máximo esplendor. Entre los asentamientos que la conforman está la famosa ciudad de Uxmal, también conocida como la “cuidad construida tres veces”, con espectaculares edificios que muestran un gran trabajo artístico y un enorme grado de conocimientos científicos. Otras ciudades integradas en la ruta son: Kabah, Labná, X- Lapak, Sayil y las Grutas de Loltún.

 

Finalmente muy cerca de Maní se encuentra la localidad de Otxkutzcab  que significa pueblo tres veces fundado Según el diccionario de etimologías mayas, la palabra Otxkutzcab proviene de las raíces mayas: ox; que significa ramón; kutz, que significa tabaco; y cab que quiere decir miel, o sea un pueblo que produce ramón, tabaco y miel. Sin embargo se afirma que la palabra Otxkutzcab tiene otros significados por provenir de las raíces o vocablos mayas: ox; que significa tres; kutz, significa traer o acarrear y cab, se interpreta como miel o pueblo; lo que en español quiere decir: pueblo tres veces acarreado o fundado. En la época prehispánica, la población de Otxkutzcab “lugar de ramón, tabaco y miel”, fue fundada por el grupo maya Xiú después que éste abandonó la ciudad-estado de Maní. Formó parte del cacicazgo de Maní de Tutul Xiú.

 

Otxkutzcab, se caracteriza por ser uno de los puntos comerciales frutícolas más importantes del Estado. En el siglo XIX después de la Declaración de la Independencia de México, Otxkutzcab perteneció al partido de Sierra Alta, cuya cabecera era Tekax. En 1840 después de la nueva división del estado continuó perteneciendo al Partido de Tekax. Otxkutzcab alcanzó un gran desarrollo en ésta época, llegando a ser una de las poblaciones más importantes del Estado. En 1847, tras el inicio de la revuelta conocida como Guerra de Castas, Otxkutzcab fue destruida parcialmente y ocupada por los indígenas mayas rebeldes encabezadas en el sur por Jacinto Pat; quien en su ruta hacia la capital del estado, Mérida, y con el rencor hacia sacerdotes, mestizos y blancos arrasó con ciudades como Tekax, Tzucacab y Otxkutzcab. La Guerra de Castas concluyó en 1901, dejando a poblaciones como Otxkutzcab en la absoluta pobreza

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: