SI NO VOTASTE, NO TE QUEJES

PUNTO EXACTO
POR JULIAN PUENTE

SI NO VOTASTE, NO TE QUEJES

 

Sin lugar a dudas el gran miedo que tuvo la mayoría de los partidos de cara a las elecciones de este 6 de junio fue la abstención, un miedo que no es nuevo. La polarización política, la crisis económica, la confusión respecto las ideologías y los llamados a no votar han contribuido a la falta de interés en el proceso electoral de parte de la ciudadanía en general. Hay que señalar que en América Latina y el Caribe, salvo contadas excepciones, los procesos electorales se caracterizan por la baja participación, incluso en aquellos países donde el voto es obligatorio. La verdad es que el haber intentado pasar de largo este proceso electoral por parte de muchos ciudadanos que no salieron a votar fue una enorme irresponsabilidad, pero fue mucho más pasar como que no supimos de las votaciones fue sencillamente un acto de cobardía.

Tuvimos el tiempo suficiente para que como ciudadanos responsables nos hubiéramos tomado el tiempo de informarnos sobre los perfiles de las y los mejores candidatos, de su actuación en la vida pública y privada, sus valores y principios, su empatía con todos, pero especialmente con los más necesitados, los resultados en los cargos públicos o privados desempeñados, y algo muy importante las propuestas y compromisos de campaña, porque como ciudadanos debimos monitorear para que dichas propuestas y compromisos sean cumplidas cuando protesten en su encargo.

El votar es un derecho, pero también una obligación imperfecta, porque si no se cumple no tiene sanción, según mi opinión debería haberla, podría consistir en trabajo comunitario, como limpiar parques y jardines, pintar escuelas, etc. amor a nuestra ciudad algo que nos inspire votar, que sea por evitar una sanción, y se haga costumbre el ejercicio del voto. Hoy esta elección independientemente de los resultados salió tal y como se había previsto con la presencia de la pandemia, una votación baja y por lo consiguiente de nueva cuenta una minoría decidió quien será nuestras próximas autoridades locales y federales. Desgraciadamente en México en todas las votaciones y más en las intermedias el abstencionismo es preocupante, muchos mexicanos se quejan constantemente de los gobernantes y de sus malas condiciones de vida, pero no acuden a votar, resulta una incongruencia culpar a otros de su irresponsabilidad, de ahí el tema de esta editorial “si no votaste no te quejes”.

Hoy existe una valiosa oportunidad para que los partidos políticos hagan una seria reflexión y autocrítica. ¿Qué estuvo bien? pero sobre todo ¿qué estuvo mal de este proceso electoral? Aprender de lo sucedido da experiencia que permite hacer las cosas mejor. Sería un error que quienes ganaron piensen que tienen un mandato o un aval de la sociedad y que quienes perdieron piensen que fue por razones ajenas a ellos. Es momento de extender la mano con sinceridad. Una mejor comunidad y el futuro de nuestros hijos son poderosas razones para ello. Existen más cosas que unen al PAN, PRI, PRD, MORENA etc. etc. de las que nos imaginamos. Por supuesto que diferencias las hay pero esas por hoy se deben dejar a un lado para que la agenda sea solo de coincidencias y el mejoramiento de nuestro entorno. Las autoridades electas deben aprovechar el tiempo que tienen para ir avanzando en su trabajo y estar en condiciones óptimas para cuando tomen posesión de sus cargos.

Muchos aprovechamos la oportunidad de cumplir como ciudadanos al emitir nuestro voto y eso nos da el derecho de exigir a la autoridad que cumpla con sus promesas de campaña. Quienes decidieron no salir a votar aunque tuvieran la oportunidad de hacerlo no tienen derecho de criticar o exigir escudándose atrás de un monitor, el momento de formar parte de una nueva democracia la tuvieron este 6 de junio, hoy ya es otra historia.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: