CRUCES PELIGROSOS Y LA POCA EDUCACIÓN VIAL, EL INFIERNO DE LOS CAPITALINOS

CRUCES PELIGROSOS Y LA POCA EDUCACIÓN VIAL, EL INFIERNO DE LOS CAPITALINOS

Chetumal se caracteriza por ser una ciudad tranquila, donde la ciudadanía suele ver muy pocas notas relacionadas a crímenes de alto impacto, sin embargo, los percances vehiculares son el pan de cada día para los capitalinos, quienes entre las devastadas calles que asemejan un campo de guerra, la rudeza de algunos conductores, y la casi nula atención de la dirección de tránsito, tienen que jugarse la suerte en cada traslado.

Uno de los principales problemas, es la condición no solo de los señalamientos, sino de los aditamentos y equipo que se utiliza para intentar tener un mejor flujo vehicular, como lo son semáforos y topes, siendo estos últimos unos de los mas desgastados y que por ende, no logran el cometido de guardar el orden de los vehículos.

Son varios los cruces de nuestra ciudad donde los topes pretenden jugar un papel importante, pero específicamente los ubicados sobre la avenida Erick Paolo Martínez con 4 de Marzo, y el de la misma avenida pero cruzando con Magisterial, se han vuelto básicamente inservibles e invisibles para los cientos de automovilistas que a diario transitan por estas calles. El paso del tiempo ha causado tantos estragos en estos frenos de concreto, que ya los conductores ni siquiera disminuyen la velocidad al pasar sobre ellos, provocando así que cada chofer tenga que “ponerse vivo” y manejar “a la brava” para conseguir pasar la calle.

Los accidentes en los puntos antes mencionados no se remontan solo al desgaste de los auxiliares de tránsito, sino que la falta de educación y cortesía vial tornan la carpeta asfáltica en un auténtico circuito de carreras, donde la pericia del automovilista determinará si logra su objetivo o se vuelve una plana más en los sitios de noticias de la ciudad.

¿Será tan difícil para la Dirección de Tránsito aplicar los exámenes correspondientes a quienes solicitan una licencia para conducir? Todo parece indicar que mientras el ingreso económico siga llegando a las arcas de dicha instancia, cumplir con su trabajo es lo de menos. Por otra parte, dicen por ahí que lo cortés no quita lo valiente, dicho que deberíamos aplicar a la hora de manejar, pues entre querer ganar el paso, el andar a prisas, o simplemente el ser terco tras el volante, podemos provocar o ser parte de un accidente vial.

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: