PUNTO EXACTO POR JULIAN PUENTE : Alcaldes ausentes

PUNTO EXACTO
POR JULIAN PUENTE

Alcaldes ausentes

Entre la omisión y el ausentismo constante a sus deberes, así es como se han conducido hasta el momento dos presidentes municipales en el estado de Quintana Roo, el primero de ellos y en su segundo mandato, Alexander Zetina Aguiluz de Bacalar y Otoniel Segovia Martínez por Othón P. Blanco. Los dos ediles han trabajado de manera coordinada, si aunque les sorprenda así lo han hecho ya que en cada problemática que se ha presentado han estado ausentes sin dar la cara a sus gobernados y dejándolos literalmente solos. Estos dos presidentes municipales han desaparecido como por arte de magia durante el inicio de la pandemia del Covid y en la entrega de despensas, también durante las tormentas tropicales y huracanes cuando debieron ser los primeros en afrontar las diversas situaciones como responsables de sus municipios.
En el caso de Alexander Zetina Aguiluz, y con evidentes tintes políticos y buscando convertirse en una opción para pelear por una posible candidatura para diputado federal ha tomado la decisión de abandonar su municipio y dedicarse a realizar campaña olvidándose por completo del compromiso que tiene con los bacalarenses. Seguramente buscara inscribirse por la vía plurinominal ya que esta sería la única forma segura tal vez de ocupar una curul en San Lázaro, porque de hacerlo con voto en urnas difícilmente pueda lograr el triunfo ante sus constantes tropiezos al frente del ayuntamiento del décimo municipio.
Y es que mientras que los habitantes sufren los estragos de la contingencia sanitaria y del alarmante incremento en la incidencia delictiva, los dos personajes solo andan llevando agua a su molino tratando de ganar adeptos para el proceso electoral que viene. Es tan ocurrente en el caso de Otoniel Segovia Martínez que en plena pandemia cuando debería de estar entregando cubre bocas o despensas se pusiera a repartir con su publicidad mandiles a los vendedores ambulantes, así como lo está leyendo, esa fue su mega estrategia del edil capitalino para tratar de mitigar los contagios del Covid 19. Lamentablemente estos dos municipios sufren de manera visible los estragos de un mal gobierno, calles en pésimo estado, falta de alumbrado público, inseguridad y un desgobierno notorio desde el inicio de sus administraciones.
Hay que recordar que Alexander Zetina, alcalde de Bacalar, fue uno de los pocos alcaldes que logró reelegirse, situación que se dio en condiciones altamente cuestionables, sin embargo, lejos de trabajar para ganarse el apoyo y respaldo de la gente, se ha convertido en un alcalde ausente que permitió el incremento de la inseguridad, sin dejar de lado el olvido en que mantiene a comerciantes, campesinos, estudiantes y diversos sectores sociales afectados por la pandemia. Pese a ello, ahora busca saltar a un nuevo cargo para seguir viviendo del erario público.
Lo cierto es que permitir que cualquiera sea candidato para un puesto público directo o de elección popular, no es democracia es irresponsabilidad. Sin embargo, así lo hizo específicamente Morena al poner como suplente a Otoniel Segovia y ahora las consecuencias las padece el pueblo como el peor presidente municipal que ha tenido Chetumal. Arrastrando un alud de críticas por sus alcaldadas, principalmente por su constante ausencia, la pandemia Coronavirus exhibió su irresponsabilidad y falta de tacto para hacer frente a la emergencia sanitaria. Se le hizo bolas el engrudo al presidente municipal de la comarca como el mismo ha dicho que significa para el Chetumal, una “Comarca” como si se tratase de la película “El Señor De Los Anillos”.

Dejar un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: