Quedan libres 6 de los 16 detenidos por el caso del profesor decapitado en París por mostrar caricaturas de Mahoma

Natalia Petunina mató a su hija Lisa a martillazos tras una sobredosis de antidepresivos mientras el padre de la pequeña estaba en el trabajo. Los hechos, sucedidos en Kirovgrad (Rusia), podrían llevar a la madre a una condena de hasta 20 años de prisión.

Cuando el padre y marido regresó al domicilio para comer, se encontró a su hija muerta en un charco de sangre. Llamó a los servicios de emergencia, que solo pudieron certificar el fallecimiento de la pequeña debido a múltiples contusiones en la cabeza realizadas con un martillo.

Petunina intentó quitarse la vida tras asesinar a su hija, pero no lo logró y fue trasladada al hospital por los servicios de emergencia llamados por el marido, donde todavía permanece en estado grave.

El portavoz de la policía ha comunicado que la madre había ingerido una dosis de antidepresivos muy superior a la habitual y que ello podría haber motivado el comportamiento agresivo. La mujer se enfrenta a cargos que podrían condenarla a hasta 20 años de cárcel.

 

FUENTE:

https://www.20minutos.es/

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: