Hamilton alcanzó el récord histórico de Schumacher: ¿es el mejor piloto en la historia de la Fórmula 1?

 

El debate será eterno. Cada vez que se igualan récords o un piloto se convierte en el hombre a superar nace el interrogante de si es el mejor de la historia. Gracias a su triunfo en el Gran Premio de Eifel corrido en Nürburgring, Alemania, Lewis Hamilton alcanzó el número de 91 triunfos de Michael Schumacher y ambos son los máximos ganadores de la Fórmula 1. Con seguridad este año el inglés batirá esa marca. Además, es un hecho que empatará al alemán en cantidad de títulos, siete. El piloto de Mercedes se encamina a ser dueño de la mayoría de los números históricos de la categoría. Pero, ¿eso lo convierte en el número 1 en los 70 años de la Máxima? Hay puntos a favor y en contra. El análisis se basa en elementos subjetivos y hechos concretos.

A favor

Estadista. Primero hay que destacar a Hamilton abajo del auto. Estar en el lugar y momentos indicados es la premisa que tienen todos los pilotos. Algunos están donde pueden. Pero el británico supo elegir y acertó en sus decisiones. Se ganó un lugar en McLaren desde aquella vez que con diez años encaró al por entonces jefe de McLaren, Ron Dennis, y le pidió una oportunidad. Con sus méritos en el karting fue reclutado por el equipo de Woking. Otra gran decisión fue su pase a Mercedes desde 2013 para reemplazar al propio Schumacher, que se retiró a fines de 2012.

Saber manejarse en los boxes, contar con la mejor información y hacer la inteligencia debida le permitió a Hamilton dar en la tecla con su llegada a Mercedes. Es evidente que el inglés hizo algún estudio previo sobre cómo venía el trabajo del equipo alemán con los motores híbridos (a combustión y eléctricos), que debutaron en 2014, año en el que arrancó su dominio y que solo se interrumpió en 2016 por medio de Nico Rosberg. Sus 261 carreras en la F-1 y todos sus campeonatos fueron con un motor Mercedes, desde el primero de 2008 con McLaren hasta los conseguidos con el team germano (2014, 2015, 2017, 2018, 2019).

Mente de acero. Correr con el mejor auto no es tarea fácil. Esto puede jugar en contra. Lewis sabe llevar la mochila de presión de tener la obligación de ganar. Lo hace con su talento, pero le suma su convicción. Quiere demostrar que es el mejor y cuando roza la perfección es imbatible. Además, si le toca venir desde atrás es un depredador en la pista, cada vez que olió sangre en alguno de sus rivales fue letal.

 

FOTO Y TEXTO DE INFOBAE.COM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: