PALABRAS DEL DIPUTADO EDUARDO MARTÍNEZ ARCILA, PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DE LA XVI LEGISLATURA DEL CONGRESO DEL ESTADO DE QUINTANA ROO, EN RESPUESTA A LA ENTREGA DEL 4º INFORME DE GOBIERNO DEL C. CARLOS JOAQUÍN GONZÁLEZ.

Chetumal.-

He recibido el Cuarto Informe del estado que guarda la administración pública estatal, de manos de su titular el Ciudadano Gobernador Carlos Joaquín González, para esta XVI Legislatura, igual es altamente motivante contar con su presencia.
Con atención hemos escuchado el mensaje que esta mañana ha enviado a todos los Quintanarroenses.
En los próximos días convocaremos a sus secretarios, secretarias y colaboradores para que en un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas informen más a detalle de las obras, acciones, datos y cifras que contiene su Informe de Gobierno.

Recuperarnos parece ser el reto común de los quintanarroenses, y no lo vamos a lograr solos, necesitamos trabajo en equipo. La pandemia del COVID-19 ha cumplido ya un semestre entre nosotros. Días difíciles, de dolor, de duelo que nos ha hecho ver lo endeble que puede ser la salud, el trabajo y los proyectos que un día nos trajeron a esta tierra y nos hicieron soñar con un mejor futuro.
Por eso a nombre de esta XVI Legislatura mando un abrazo solidario para los que han sido afectados por esta terrible enfermedad. Desde la máxima tribuna del Estado les decimos ¡ánimo, fuerza!, seguiremos caminando juntos.

Recuperar la seguridad pública es sin duda, Gobernador, el reto más difícil de todas las autoridades, de todos los Poderes, de todos los órdenes de gobierno y de la ciudadanía en general. Una vez más los números nacionales registran cifras récord en muertes violentas en el país.
Si bien los números en nuestro Estado dicen que se va conteniendo a la delincuencia, y que cada vez hay más detenciones de criminales, la percepción parece no ir en el mismo sentido. La ciudadanía se siente insegura, siente que el Estado no termina por ganar esta dura batalla.

Las ciudadanas y los ciudadanos no entienden de competencias, si bien es cierto Quintana Roo ha estado prácticamente solo en esta lucha y este gobierno ha dado permanentemente la cara, la verdad también es que, este es nuestro tiempo y los resultados deben y tienen que ser de nosotros.
Gobernador, esta XVI Legislatura acompañó mayoritariamente su propuesta de reestructura financiera a finales de 2019, en esa ocasión nunca nos imaginamos lo que el futuro nos deparaba. Debemos generosamente y sin cortapisas reconocer que su proyecto de finanzas publicas tenía razón, como la tuvimos los que lo aprobamos, más allá de la terca expresión difamatoria de los endeudadores del pasado, hoy los números nos han dado la razón.  Quintana Roo, con usted al frente, ha ido progresivamente sanando sus finanzas sin nuevas deudas y a pesar de los recortes constantes de la Federación.

Por eso en los proyectos por venir, los que hoy  ha anunciado donde se requiera el aval de este Congreso, estamos abiertos a conocerlos, aquí con respeto siempre se analizarán sus iniciativas, no podemos garantizar que todas se aprueben, pero sí que con la seriedad y objetividad que cada caso lo requiera lo haremos.

Esta pandemia nos ha recordado lo frágil que es la actividad turística que a veces por su vertiginoso y constante crecimiento lo olvidamos. Olvidamos que un huracán puede poner en jaque a la infraestructura turística, que una crisis de inseguridad puede alejar a los turistas, olvidamos que una oleada de sargazo puede afectar el flujo de visitantes. Pero todas estas condiciones propias de la naturaleza o generadas por del hombre, pueden ser enfrentadas con relativo éxito y la reactivación de la actividad es casi inmediata.

Sin embargo, el COVID 19, nos pegó, no a nuestras bellezas naturales, ni a la infraestructura hotelera, sino que ha dañado el corazón de la actividad turística, y me refiero a los miles de trabajadores que de la noche a la mañana perdieron sus empleos o vieron reducidos sustancialmente sus ingresos.
Debemos de manera interinstitucional con la participación de los sectores privados y académicos buscar un mecanismo que proteja a nuestros trabajadores; así como hay seguros que protegen la infraestructura hotelera o a nuestras playas, debemos cuanto antes generar esquemas que le den seguridad laboral a quienes gracias a ellos somo líderes en turismo.  Eso creo es lo justo.
La educación, planteará un enorme reto para Quintana Roo, la generación de niñas, niños y jóvenes que le ha tocado desde sus hogares continuar con su aprendizaje deberán de ser cuidadosamente atendidos por el estado, sobre todo los educandos de las poblaciones rurales y los que no cuentan con los aditamentos tecnológicos para acceder a la educación desde casa.

Gobernador, nadie desconoce ni tiene porque regatearle la entereza con la que ha enfrentado como capitán de este barco llamado Quintana Roo, la crisis sanitaria y económica que ha representado la pandemia del COVID 19, todos los estudios de opinión lo ponen entre los gobernantes más destacados con las mejores acciones implementadas para enfrentar esta situación.
Por eso a la par de reconocerlo, ciudadano gobernador, reconocemos también a las y los alcaldes del estado, e igual nos sumamos al reconocimiento público de doctores y doctoras, enfermeras y enfermeros, policías, bomberos, y todo servidor público o ciudadano que en medio de esta calamidad han dado su esfuerzo, su tiempo, su trabajo y en ocasiones hasta su vida por cuidar al prójimo. A todas ellas y ellos nuestro eterno agradecimiento.
Su gobierno en enfila a puerto seguro, se enfila a contrastar los resultados obtenidos con los objetivos planteados al inicio de esta travesía.

La autocrítica es la actitud más honesta y responsable de un servidor público, y aquí reconocemos que ha expresado con toda claridad los pendientes y las obras de gobierno aun por realizar.
Este congreso quiere construir con todos, sabe que un Estado, como Usted lo ha mencionado, no soluciona sus problemas, ni logra sus objetivos con una sola persona, todas y todos debemos sumarnos a la causa común por Quintana Roo.

En esta Legislatura servimos diputadas y diputados de 8 distintas fuerzas políticas; nuestra geografía electoral nos dice que Quintana Roo no es tierra de ningún partido político, la soberanía popular que aquí reside no debe ser rehén de ninguna corriente de pensamiento o de ideología, aquí no hay injerencias externas, más que la de la ciudadanía que impulsa las reformas al marco jurídico estatal. Como diputadas y diputados asumimos ser responsables de nuestras acciones y omisiones, nosotros al final somos los que aprobamos o rechazamos con nuestro voto las reformas o iniciativas legislativas.
Reconocemos que el pluripartidismo es la naturaleza política de nuestro estado, y debe ser también su riqueza, su fuente inagotable de mujeres y hombres buenos que amen y cuiden a esta tierra.

En este Congreso respetamos y nos coordinamos con los otros Poderes, saludamos la pluralidad de la composición de los once ayuntamientos, reconocemos a nuestros representantes federales en ambas cámaras, a todas y a todos los convocamos para enfrentar la prueba más difícil que ha tenido Quintana Roo, la de recuperarnos aun con la enfermedad, recuperar el crecimiento económico, el turismo, la generación de empleo, la educación, recuperar pues, la confianza en nosotros mismos.
¡Que nadie se sienta solo en esta tierra!
¡Juntos lo lograremos!
¡Que viva Quintana Roo!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: