Pumas mantiene su paso invicto en el torneo Guardianes 2020

CDMX.-

 

Pumas demostró que bajo el mando de Andrés Lillini es un plantel sólido al mantener el invicto, luego de venir de atrás para golear 4-1 a Puebla, en la jornada ocho del torneo Guardianes 2020. Los felinos alcanzaron 16 puntos para mantenerse entre los primeros lugares, al tiempo que La Franja se quedó con 10 unidades.

Salvador Reyes abrió el marcador para los poblanos a los nueve minutos, pero los auriazules fueron feroces y respondieron con tantos de Favio Álvarez (31), Carlos González (penal, 35), Johan Vázquez (58) y Juan Ignacio Dinenno (61).

Juan Reynoso, estratega del Puebla, tuvo que recurrir a la creatividad, luego de que el plantel se vio mermado por seis bajas a causa del coronavirus, entre ellas el arquero titular Nicolás Vikonis, el goleador Santiago Ormeño, el mediocampista Daniel Álvarez y el zaguero Ulises Corral.

Ante los imprevistos que vivía el cuadro poblano, parecía que los universitarios serían los primeros en llegar a la meta, pero Reynoso apostó por un esquema defensivo y en pocos minutos tomó la ventaja en el marcador.

En un contragolpe, Omar Fernández mandó un pase desde el costado izquierdo para que Salvador Reyes se enfilara a gran velocidad y después de vencer en un mano a mano al arquero Alfredo Talavera, disparó con potencia para poner el primer tanto.

Con el ánimo en alto, la escuadra de la Franja se arriesgó a buscar el arco con disparos de Fernández y Reyes, pero el esférico fue atajado.

Los felinos no se intimidaron y presionaron en el ataque, aunque sufrían para romper el cerrojo de los poblanos. De pronto, Carlos González logró filtrarse al área por el carril izquierdo y mandó un pase retrasado a Favio Álvarez, quien pisó el acelerador para superar a la zaga y lanzar un disparo con potencia que le dio a Pumas el empate.

Casi enseguida, un error de los poblanos les permitió a los universitarios conseguir la voltereta. En una jugada de ataque, Pablo González cometió una falta sobre Alejandro Mayorga y el silbante Fernando Hernández marcó un penal.

Carlos González cobró al engañar al arquero Jesús Rodríguez con un disparo al costado derecho para poner el 2-1. El tanto fue un envión anímico para los felinos, mientras el técnico Andrés Lillini respiró con tranquilidad.

Para el complemento, el entrenador de los universitarios refrescó la defensiva al sacar de la cancha al juvenil Jesús Rivas e ingresó Alan Mozo, quien regresaba después de haber sido castigado por asistir a una fiesta pese a las medidas contra el Covid-19.

Los felinos se mantuvieron al acecho y en pocos minutos pusieron el tercer tanto. En un tiro libre, Nicolás Freire conectó un cabezazo que fue rechazado, pero en el rebote apareció Johan Vázquez para definir a bocajarro.

Ante el desconcierto de los poblanos, los auriazules aprovecharon para soltar el cuarto zarpazo. Juan Manuel Iturbe desbordó por la banda izquierda y mandó un pase a Ignacio Dinenno, quien envió el balón a las redes con un potente disparo desde la media luna. El duelo estaba sentenciado.

 

Fuente: La Jornada

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: