ACUSAN A LA SEQ DE NO TOMAR EN CUENTA A ESTUDIANTES DE EDUCACIÓN ESPECIAL

Chetumal.- El ciclo escolar 2020-2021 que recién acaba de iniciar no tomó en cuenta a los más de 4 mil 800 estudiantes de nivel básico de Quintana Roo que tienen alguna discapacidad motriz a visual, ya que este grupo no entiende las clases por televisión, radio o los cuadernillos de estudio implementados por la “educación a distancia”.

Marco Cruz Figueroa, integrante de la asociación civil “Discapacidad en Movimiento”, explicó que estos niños y niñas eran atendidos en los Centros de Atención Múltiple (CAM) de la entidad, pero a raíz de la pandemia tuvieron que cerrar y dejar de atender a niños con problemas de sordera, motriz y ceguera.

“Lamentablemente, la Secretaría de Educación de Quintana Roo no los tomó en cuenta en su programa de estudios trazado para este año. Entendemos que tenían la urgencia de cumplir con las fechas de inicio para la mayoría de los estudiantes, pero tampoco pueden simplemente excluirlos como si no existieran”, menciona.

“Son niños que necesitan una atención especial, como enseñanza en braile para los niños con problemas visuales, o con señas de manos para aquellos que presentan discapacidad auditiva. Para ellos, las clases a través de la televisión o radio son inservibles. No se implementó ninguna estrategia de apoyo a sus familias, por lo que prácticamente fueron relegados por su condición”, explica.

Por esta razón, la mayoría de sus padres optaron por pausar su educación, ya que su enseñanza requiere mucha asistencia y ya que muchos de ellos regresaron a trabajar, ésta se ha vuelto una tarea casi imposible, comenta Cruz Figueroa.

De esta manera, dijo, muchos de estos niños corren el riesgo de la deserción escolar, lo cual es preocupante si se considera que estos casi 5 mil alumnos que recibían educación en alguno de los 46 CAM públicos y privados del Estado, no representan ni el 20% de los niños, niñas o adolescentes con discapacidad en Quintana Roo.

“La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2019 afirma que hay un total de 26 mil 339 personas con discapacidad motriz y visual en la entidad en este rango de edad en el Estado. Es decir, que desde antes de la pandemia nuestro sistema educativo nunca tomó en serio la educación inclusiva. Ingresar a tu hijo a un CAM dependía de tu suerte o de tu capacidad económica. Pero ahora, la situación ahora es mucho más difícil para ellos”, puntualizó. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: