ROMPEN CONFINAMIENTO PARA RECIBIR EDUCACIÓN EN LA ZONA MAYA

Felipe Carrillo Puerto.- Niños de la zona maya de Quintana Roo han tenido que romper el confinamiento para no atrasarse en este ciclo escolar, porque a diferencia de la mayoría, algunos no cuentan con las posibilidades para seguir sus clases a través de la televisión desde sus casas, además de que todavía no reciben los cuadernillos prometidos por las autoridades.

El pasado 24 de agosto inició en el nuevo periodo escolar a través de la televisión y radio, tal como lo anunció la Secretaría de Educación Pública (SEP), para llegar a más de 30 millones de estudiantes en el país. En el caso de la Secretaría de Educación en Quintana Roo (SEQ) anunció que se entregarán cuadernillos gratuitos para los niños que carecen de las tecnologías. Sin embargo, aún no lo han recibido.

Ante la necesidad que enfrentan muchos menores de bajos recursos en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, Deysi Raquel Chan Ku, maestra de profesión, decidió habilitar un espacio en su casa, para ofrecerles asesorías sin cobrar ningún peso.

Se trata de la única opción para un grupo de siete niños, tres de preescolar y cuatro de primaria (segundo, tercero y sexto), a quienes conforme a los horarios en las que se están televisando los programas de “Aprende en Casa II”, acuden. En el sitio se les da gel antibacterial y les entrega sus cubrebocas.

El domicilio es un cuarto y una cocina de cinco por seis metros aproximadamente, aunque dentro de ella no pueden estar juntos, en su patio colocó un toldo, en donde sacó su televisor, puso unas mesas, para que atienda a los menores.

Deysi, está consciente de que la estrategia de las autoridades es evitar los posibles focos de contagio del Covid-19, sin embargo, ha visto necesario hacer este trabajo, más cuando la necesidad se hace más evidente, donde no todos han tenido las mismas oportunidades.

Miguel y Jesús, de ocho y 11 años de edad, de la zona maya, son unos de los cientos de casos que hay en Felipe Carrillo Puerto. Ellos podrían perder el curso escolar 2020-2021 que arrancó hace unos días, su madre lo analiza como una opción y que lo cursen el próximo año. La carencia económica en la que viven no les permite tener los lujos de la modernidad y que hoy, es una herramienta indispensable para su educación.

Su madre, Antonia Cituk Caamal, de 28 años de edad, no sabe cómo integrarlos a la nueva modalidad educativa, no tiene internet, radio y la única alternativa que pudiera ayudarles es su televisor, pero no agarra la señal.

Antonia piensa que lo ideal sería que sus hijos pierdan el año y que se reintegren en el siguiente curso escolar, “donde primeramente Dios”, todo estará en la normalidad, porque, ahora no tiene la forma, por mucho que lo deseen.

De acuerdo con la SEQ en Carrillo, hasta hoy no ha confirmado que exista una deserción escolar a causa de esta situación, sin embargo, en el corte del sistema de inscripciones en línea el 11 de agosto, sólo habían obtenido seis mil 560 alumnos, cuando la matrícula escolar del curso anterior fue de 19 mil 860.

La zona centro del estado, Felipe Carrillo Puerto, que se encuentra a 153.3 kilómetros de la Capital de la entidad, Chetumal, y 226.1 kilómetros de Cancún, destino turístico conocido mundialmente, las oportunidades son limitadas, al igual que José María Morelos, Bacalar y Othón P. Blanco. Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), son los municipios con el mayor porcentaje en situación de pobreza y pobreza extrema, que alcanzan al 35.3% y hasta el 79.5% de su población. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: