SE NIEGAN EMPRESAS A SOLICITAR CRÉDITOS BANCARIOS, PREFIEREN ENTABLAR ‘ACUERDOS’ CON PROVEEDORES

Chetumal.- Siete de cada 10 empresas instaladas en Quintana Roo se han negado a solicitar créditos bancarios para financiar sus operaciones durante la “reactivación económica”, porque temen que el segundo semestre del año no será lo suficientemente “bueno” para alcanzar ingresos que les permita cumplir con ese compromiso financiero.

En su lugar, han optado por “acuerdos” con sus proveedores, una estrategia que es más fácil de lograr para las empresas relacionadas con el sector servicios, como el turístico, señala el reporte “Evaluación del Financiamiento a las Empresas durante el trimestre abril-junio de 2020”, publicado por el Banco de México (Banxico).

La razón de esto, estima Banxico, es por el temor a caer en incumplimiento de pagos y así obtener calificaciones negativas en su historial crediticio que les impida adquirir créditos en un futuro.

La mayoría de este grupo son pequeños negocios que poseen menos de 50 empleados. Por otro lado, las empresas que sí decidieron contraer un crédito bancario, son grandes negocios con más de 200 empleados, debido a que cuentan con una mayor solvencia económica y posibilidad de cumplir sus compromisos financieros, estima Banxico.

En contraste, el 92% de las 2 mil 689 empresas quintanarroenses a quienes les dieron la posibilidad de acceder a un financiamiento “gubernamental”, sí aceptó el apoyo, según reveló el director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, Jorge Mendoza, en su informe correspondiente al primer semestre del año.

De hecho, Quintana Roo tuvo acceso al 22% de los proyectos financiados por esta institución de desarrollo.

Sin embargo, se trata de un número menor porque los que tuvieron apoyo de créditos del gobierno representó apenas 2 de cada 10, mientras que ocho de los pequeños negocios no tuvieron la suerte de contar con estos apoyos, según revelaron Juan Jaime Minguer Cerón, presidente de la Cámara Nacional del Comercio Chetumal-Tulum; y Deborah Angulo Villanueva, líder de la asociación de Hoteleros del Centro y Sur del Estado.

Esto porque la mayoría de los negocios de la entidad corresponden al sector servicios-turístico, que durante esta contingencia sanitaria fue obligado a cerrar operaciones durante tres meses, lo que trajo como consecuencia que despidieran a una parte de su personal.

“Y uno de los requisitos para acceder a estos créditos gubernamentales era no haber despedido a ninguna persona durante esta contingencia sanitaria. Por eso fuimos relegados de estos apoyos”; menciona la dirigente de los hoteleros. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: