NO NOS DETENDREMOS HASTA LOGRAR PARIDAD EN NUESTRAS LEYES: CRISTINA TORRES

Playa del Carmen.- En continuidad con el trabajo que permita la inclusión de las mujeres a una vida plena, la Diputada Cristina Torres realizó el conversatorio denominado “Violencia política de género a la luz de las reformas 2020” con la participación de la Dra. Claudia Carrillo Gasca, Magistrada del Tribunal Electoral de Quintana Roo.

Al inicio del conversatorio Cristina Torres expuso: “Hablar de violencia política para el ciudadano común podría sonar ajeno, sin embargo, cuando lo vemos y de qué manera tan tangible se vincula con el proceso y el día a día de los hombres y mujeres que participan o inciden en las decisiones públicas, entonces el abanico se vuelve mucho mayor”

Torres Gómez expresó que tener un marco normativo que regule las conductas de violencia de género es un gran avance a nivel nacional: “Estoy convencida que se hará en Quintana Roo y confío que se hará esta armonización, pues es una cuestión de igualdad jurídica para tener igualdad de condiciones” puntualizó.

Al tomar la palabra, la Magistrada del Tribunal Electoral de Quintana Roo, Dra. Claudia Carrillo Gasca, mencionó los antecedentes del proceso de las mujeres en la toma de decisiones de la vida política y los cargos más importantes que han ocupado:

“El cargo más importante que ha ocupado la mujer en nuestro país es de la Secretaría de Estado con Rosa Luz Alegría como Secretaría de Turismo en 1976 y hasta el año 2014 se habían contabilizado 24 mujeres en Secretarías de Estado”, mencionó.

Carrillo Gasca comentó que las mujeres han pasado por diferentes caminos y reformas para considerar a la mujer en una participación neutra de los cargos elección popular, como en la reforma de 1996, 2002, 2008, y 2015, este último trajo consigo una lucha por la paridad, hablando de una ciudadanía neutra para que hombres y mujeres participen en las mismas circunstancias. Pero, derivado de esta lucha de paridad se trajo la violencia política en razón de género. Por eso destacó todas las instituciones que firmaron un protocolo para atender la violencia política contra las mujeres en los procesos electorales.

La magistrada mencionó claros ejemplos de violencia política a las mujeres y definió lo que se entiende como violencia política contra la mujer.

“Es toda acción u omisión, incluida la tolerancia, basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública, que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres, el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, a la toma de decisiones, la libertad de organización, así como el acceso y ejercicio a las prerrogativas, tratándose de precandidaturas, candidaturas, funciones o cargos públicos del mismo tipo”, explicó.

También, la magistrada mencionó que la violencia de género no solo va directo a la mujer, sino a víctimas indirectas como las parejas, los hijos, colaboradores, etcétera. Sin embargo, México está viviendo un avance transformativo muy importante para prevenir y erradicar la violencia política con razón de género.

“Lo más valioso es que las mujeres ya no nos encontramos en estado de indefensión, tenemos que sensibilizar a la ciudadanía, autoridades, a todas las instancias ya que el reto que se tiene en el estado es homologar las leyes federales con las locales”, consideró Carrillo Gasca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: