ALGUNOS MUNICIPIOS DE Q. ROO ENFRENTARÁN TEMPORADA DE HURACANES SIN ATLAS DE RIESGO

Chetumal.- Sin Atlas de Riesgo Estatal, al igual que en José María Morelos, Lázaro Cárdenas, Bacalar y Puerto Morelos, Quintana Roo enfrentará la etapa más álgida de la Temporada de Huracanes en el Océano Atlántico y Mar Caribe.

En los casos de los municipios de Othón P. Blanco, dicha herramienta ya es obsoleta.

La Temporada de Huracanes 2020 se proyecta activa por la afectación del Fenómeno de “La Niña”, que causará elevadas temperaturas.

El Atlas de Riesgo de Quintana Roo está listo sin embargo la contingencia sanitaria por COVID-19 impidió su entrega, indicó el coordinador Estatal de Protección Civil, Adrián Martínez Ortega.

Dicho instrumento fue aprobado por el Comité Científico Asesor y el Consejo Nacional para la Prevención de Desastres (Conapred). Pero la cuestión administrativa impidió contar con él.

La realización de tales herramientas fue contratada por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan). A la Coeprc corresponde la parte operativa.

En el 2016 la Secretaría de Gobernación (Segob) entregó de manera gratuita al Estado de Quintana Roo un Atlas de Riesgo, pero requería de ser actualizado, pues era del 2011, sobre todo en zonas de inundación y tsunamis.

Aunque este último tema no es de gran preocupación pues de haber amenaza de tsunamis, sería más cerca de Honduras.

Sin embargo, la Coeproc ha desplegado acciones para enfrentar la posible afectación de fenómeno hidrometeorológico.

En el caso de los ayuntamientos, Benito Juárez, Cozumel y Felipe Carrillo Puerto cuentan con Atlas de Riesgo vigente hasta el próximo año.

Se ha exhortado a los ayuntamientos de Isla Mujeres y Tulum a actualizar tales herramientas, pues son del 2011; el de Solidaridad perdió vigencia el año pasado; y el de Tulum en el 2015.

José María Morelos y Puerto Morelos carecen de Atlas.

En cuanto a refugios, este año se habilitarán mil 132 refugios para la población en general y 102 turísticos, para apoyar a 115 mil 211 personas que así lo requieran.

Las necesidades y requerimientos deberán ser subsanadas por los ayuntamientos.

Explicó que los refugios disminuirán su capacidad de aforo y solo se dispondrá espacio para 10 o 15 personas para garantizar la sana distancia y los protocolos sanitarios.

Además, se contará con espacios para personas de la tercera edad así como personas que pudieran presentar síntomas de COVID-19, las cuales serían canalizadas a los hospitales.

Martínez Ortega agregó que esta temporada es considerada una de las más activas donde se esperan más de 25 fenómenos hidrometereológicos, aunque los primeros pronósticos señalaban 19.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: