SEÑALAN QUE AMBIENTALISTAS BUSCAN ‘APODERARSE’ DEL AGUA Y ZONAS TURÍSTICAS

Bacalar.- Amigos de Sian Ka’an, Geo Alternativa, Agua Clara y Selba quieren apoderarse del agua y zonas turísticas en la ruta del Tren Maya, denunció el Consejo Comunitario de la Cuenca de la Laguna de Bacalar.

Roberto Salgado Sangri y María Luisa Villarreal Sonora, vocero e investigadora del Consejo Comunitario de la Cuenca de la Laguna de Bacalar, respectivamente señalaron que esos grupos ambientalistas son “caballos de Troya” del capitalismo salvaje y pretenden despojar al pueblo maya y a los pobladores históricos de la región centro sur de Quintana Roo de sus derechos para acceder al desarrollo socio económico.

Dijeron que desde Tulum, Felipe Carrillo, Bacalar hasta Chetumal, Amigos de Sian Ka’an, Geo Alternativa, Agua Clara y Selba tratan de incidir de forma unilateral en la actualización de los Programas de Desarrollo Urbano (PDU) y Programas de Ordenamiento Ecológico (POEL) de los municipios y presionan para implementar hábitats críticos y esquemas de desarrollo turístico que les permita la administración de los diversos cuerpos de agua, como en el caso de la Laguna de Bacalar.

Roberto Salgado Sangri dijo que los grupos ambientalistas están muy bien organizados y cuentan con financiamientos de fundaciones de banqueros y capitalistas nacionales e internacionales.

“Supuestamente son organizaciones sin fines de lucro, pero reciben recursos millonarios por cada reserva que impulsan, en tanto que no pagan impuestos, no otorgan prestaciones a sus empleados, ni tienen obligaciones patronales, además de que sus finanzas no son auditables al público; solamente rinden cuentas a sus socios, que son grandes capitalistas, quienes ya olieron el dinero alrededor del Tren Maya”.

María Luisa Villarreal Sonora expresó que las estrategias que utilizan son en varios frentes y en diferentes tiempos de acuerdo a los proyectos.

Ejemplifica el caso de Felipe Carrillo Puerto, donde ya constituida la reserva de la biósfera de Sian Ka’an y para aminorar las críticas del pueblo maya que ya no accede a sus tierras originales, se presentaron con una visión paternalista, ofrecieron un apoyo mínimo a las comunidades para que puedan crear cooperativas turísticas y artesanales.

Mientras que los verdaderos recursos de valor, como la tierra y el agua son captados por instrumentos legales en beneficio de los grandes capitales, quienes pueden construir la infraestructura turística alrededor de un proyecto de la magnitud del Tren Maya. (Sipse.com)

Dejar un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: