MILES DE LUDÓPATAS SUFREN ESTRÉS Y ANSIEDAD POR CIERRE DE CASINOS

Chetumal.- El confinamiento provocado por el Covid-19 ha puesto en jaque a los ludópatas quintanarroenses, aumentando sus niveles de estrés y ansiedad por la restricción de acceder a juegos de azar.

De acuerdo con el número de emergencias 911, entre abril y junio se recibieron más de 2 mil 800 llamadas de personas que afirmaron encontrarse en depresión por el cierre de los casinos, así como de los grupos de terapia presenciales, dedicados a canalizar el malestar que llegan a sufrir este tipo de jugadores ante la falta de juego.

“Esta situación opera como un factor de desestabilización enorme. Muchos ludópatas están registrando comportamientos de consumo compulsivo como una manera de aliviar los síntomas de abstinencia: tomar alcohol o fumar en exceso, insomnio, cambios de humor repentinos, etc.

Desgraciadamente no estábamos preparados para atender una situación de este tipo, donde no podemos ni siquiera tratar a los pacientes de la manera correcta, por la contingencia sanitaria”, explica la psicóloga Cinthya Rodríguez Vargas, dedicada a atender a este grupo de personas en Chetumal.

Explica que no existe un dato exacto sobre el número de personas que sufren de adicción a las apuestas y juegos de azar porque hasta el momento no es considerado como un tema de salud pública, y por tanto se carece de programas para identificar, investigar, conocer o tratar este problema.

Sin embargo, tan sólo en Chetumal se estima que existen al menos 12 mil ludópatas, mientras que el Centro de Control de Adicciones de Cancún reporta más de 30 mil.

“Claro que este número podría ser mucho mayor, ya que solamente tres de cada 10 personas adictas al juego buscan ayuda. La mayoría nunca lo acepta, y por tanto es difícil identificarlos”, puntualiza.

Mencionó el caso de “María”, una de sus pacientes (que por obvias razones omite su nombre real), quien perdió más de 30 mil pesos en el último mes apostando a través de plataformas digitales.

Como ella, varios ludópatas dejaron de ir a los casinos, pero voltearon sus energías en apostar a través de los “casinos virtuales”, utilizando su tarjeta de crédito.

Ya Foxbet, principal plataforma de apuestas digitales en el país, había publicado en su página oficial el pasado 12 de abril que durante la primera semana que se aplicó la contingencia sanitaria en México, las descargas de sus aplicaciones se quintuplicaron. Para el 21 de mayo, sus “casinos online” registraba más de 35 millones de usuarios en el país.

Lo más preocupante, de acuerdo con la entrevistada, es que no se están tratando los efectos de la adicción ni las consecuencias de la abstinencia. Casi siete de cada 10 pacientes reconocieron un aumento en su consumo de alcohol y cigarros como una forma de lidiar con su falta de apuesta.

“Otro porcentaje importante de ellos sufre de ansiedad, depresión y conductas agresivas que está afectando su dinámica familiar. Una consulta virtual o llamada telefónica no siempre es la respuesta, ya que lo más efectivo para tratarlos en el trato en persona. Se está creando una bomba de tiempo con esta situación, que sin duda va a golpear duramente a miles de familias en el Estado”, dijo. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: