TRAS CRISIS ECONÓMICA, COMERCIANTES OPTAN POR DESOCUPAR LOCALES

Chetumal.- La contingencia sanitaria provocó que cientos de locales se queden vacíos, ya sea por el cierre de los comercios o porque la crisis económica limitó la capacidad de la población de emprender nuevos negocios en la capital del estado.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) de Quintana Roo, en los últimos dos meses se sumaron 260 locales a los 389 que ya se encontraban desocupados. La mayoría se encuentran en las principales avenidas de Chetumal.

“La renta es uno de los principales gastos fijos de una empresa, pues representa hasta el 30 por ciento de los egresos”, dice Juan Jaime Mingüer, presidente de la Cámara nacional de Comercio en Chetumal.

“En la avenida Héroes, un espacio pequeño, de 40 metros cuadrados, llega a tener un costo de hasta 8 mil pesos mensuales, mientras que un local de 500 metros cuadrados alcanza un precio de 30 mil pesos”, señala.

Aunque los precios varían en el resto de la ciudad, dependiendo de su ubicación, el líder empresarial comenta que el promedio de alquiler de un local comercial es de cuatro mil 500 pesos mensuales en Chetumal.

“Y con ingresos limitados o casi nulos tras varios meses de no poder abrir, muchos empresarios y comerciantes decidieron prescindir de estos espacios para instalarse en sus hogares, y así tener grandes ahorros durante esta época. Por eso incrementó el número de locales vacíos en Chetumal”.

Sólo una mínima cantidad de negocios lograron llegar a un acuerdo con sus locatarios, para que les condonen una parte de la renta. La gran mayoría, de acuerdo con el líder empresarial, prefirió desalojarlos entre abril y mayo y ofrecer su espacio para otros empresarios que sí puedan pagar a tiempo.

Pero quienes tomaron estas decisiones se dieron cuenta de que la situación no mejoraría tan fácil, por lo que incluso volvieron a buscar a los dueños de los comercios que expulsaron para, ahora sí, llegar a un convenio de pago. Pero ya era demasiado tarde: muy pocos tienen intención de regresar, por el gran costo que significa.

“No sólo es pagar la renta de nuevo. También se necesita costear el depósito, y otros tantos miles de pesos en el uso de suelo y otros trámites municipales, para lo que se necesitaría una inversión de entre 10 mil hasta 25 mil pesos. Y estos tiempos no son para esos gastos”, aclara el dirigente empresarial de la Canaco.

Por esta razón, en las que eran las principales avenidas comerciales de la ciudad hoy se observan decenas de cortinas cerradas con letreros con la leyenda “se renta”. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: