CHOFERES DE COMBIS Y TAXIS SE RESISTEN A APLICAR MEDIDAS SANITARIAS

Chetumal.- Los concesionarios y choferes de combis y taxis de Chetumal se resisten a aplicar medidas sanitarias para contrarrestar contagios de coronavirus, por lo que el Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo) efectuó una campaña de desinfección y limpieza de paraderos.

Juan Barrera Díaz, director de Supervisión y Vigilancia del Imoveqroo informó que en toda la geografía estatal se ha multado a 64 operadores de transporte colectivo por sobrecupo en las unidades, de los cuales, uno es de Chetumal.

Señaló que las multas por no acatar las medidas sanitarias para prevenir y evitar la propagación del COVID-19, son entre dos mil 172 a 30 mil 408 pesos.

Ayer, inspectores del Imoveqroo iniciaron la segunda etapa de la campaña de desinfección y limpieza de paraderos en la capital del estado, así como la señalización de los asientos que no se deben de ocupar en las unidades, para que se respete la ocupación máxima del 50% de las mismas, lo que representa, ocho pasajeros y el chofer.

Los inspectores del Imoveqroo desinfectaron las unidades pertenecientes al Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa) en Othón P. Blanco, situadas en el paradero ubicado junto al mercado “Ignacio Manuel Altamirano”, en el primer cuadro de Chetumal, y marcaron con cinta preventiva los lugares que no se deben de ocupar en las combis.

El funcionario estatal expresó que el objetivo es desinfectar y señalar los lugares en las aproximadamente 300 combis que actualmente circulan en las diversas rutas de Chetumal, por lo que el ejercicio también se realizará en las revisiones y filtros itinerantes.

Recordó que los choferes deben utilizar cubrebocas en todo momento, tanto dentro de la unidad como fuera de la misma, no brindar el servicio a personas que no porten cubrebocas, y se prohíbe el consumo de alimentos, bebidas y cigarros durante la prestación del servicio público.

Mientras que los taxistas están obligados a transportar máximo dos pasajeros en la parte trasera de la unidad y sin aire acondicionado.

Restricciones que la mayoría de los choferes de taxis del Suchaa en Othón P. Blanco, se «pasan por el arco del triunfo”, porque en la zona donde los inspectores del Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo) realizaron el operativo, se observó a varios chafiretes violar las medidas sanitarias establecidas por las autoridades sanitarias.

Varios taxistas no utilizan cubrebocas o lo usan de manera incorrecta, llevan pasaje en el asiento delantero, abordan personas sin cubrebocas o mal puesto, sin marcar los lugares que no se pueden ocupar, y algunas unidades con el aire acondicionado encendido.

Las nuevas reglas, publicadas en el Periódico oficial del Estado, que complementan otro acuerdo emitido en el mes de abril de este año, también prohibieron que los choferes se reúnan mientras esperan pasaje, prohibición que tampoco respetan.

Al respecto, Juan Barrera Díaz agregó que las supervisiones continuarán y se aplicará las sanciones administrativas establecidas en las medidas sanitarias a aquellos que no acaten las disposiciones. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: