‘PUENTE NICHUPTÉ DEBERÁ CUMPLIR PRINCIPIOS SOCIALES, ECOLÓGICOS Y ECONÓMICOS’: EDGAR GASCA

Chetumal.- Aunque manifestó estar a favor de la construcción del puente Nichupté con el objetivo de disminuir los problemas de movilidad en la zona hotelera de Cancún, el diputado Edgar Humberto Gasca Arceo, afirmó que el proyecto deberá cumplir con condiciones específicas para ser aprobado bajo la figura de concesión.

Edgar Gasca, señaló que existe un gran interés alrededor de la aprobación o no de este proyecto que permitiría reducir los problemas de tránsito entre la ciudad de Cancún y su zona hotelera, pues ante el crecimiento de la población y del turismo que visita el destino, el acceso resulta insuficiente.

Edgar Gasca reiteró su postura al expresar que ha sido claro con todos los involucrados en el proyecto, «me interesa aprobarlo, siempre y cuando cumpla con principios de beneficio social, ecológico, financiero y económico», insistió.

Dijo que el puente Nichupte es un proyecto muy importante  para la zona hotelera de Cancún, «pero mi voto a favor de concesionarlo está condicionado a por lo menos cinco puntos entre los que destacan que el costo del peaje no podrá incrementarse sin autorización, ni sin los estudios que respalden la necesidad de dicho aumento», expresó Edgar Gasca.

Agregó que otra de las condiciones para votar a favor del proyecto, es que en el cobro del peaje deberá considerarse un trato preferente a los quintanarroenses, «recordemos que en la zona hotelera trabajan muchos quintanarroenses que todos los días se ven en la necesidad de trasladarse hasta allá».

Deberá privilegiarse el cuidado ecológico de la zona, teniendo especial protección del manglar.

Agregó que los posibles excedentes deberán ser destinados a únicamente a proyectos de índole social o ecológico, «por ejemplo, hemos empezado a escuchar las voces que señalan la urgente inversión en plantas de tratamiento de aguas negras en la zona, y habría que estudiar esas propuestas», indicó.

La aprobación del proyecto del Puente Nichupté, deberá esta sujeta a que los empleos que se generen para su construcción y funcionamiento por los 28 años deberá ser para locales.

El diputado agregó que estas condiciones, de ninguna manera deben interpretarse como una resistencia o una negativa al proyecto, «son preocupaciones que hemos expresado varios diputados de la bancada de MORENA, respecto al proyecto».

Lo ideal es que la construcción de este y otros proyectos fuera pública, pero hay que reconocer que las condiciones económicas actuales tanto del gobierno federal, como estatal, no son las suficientes para financiar la obra.

Agregó que quienes señalan que «dicha obra es mala por ser una concesión usan este argumento como bandera política, debido a que no están señalando que dicha concesión será por 30 años, posteriormente la obra será propiedad del Estado, es decir de todos los quintanarroenses», concluyó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: