ENVÍAN A CASA A POLICÍAS POR PRESENTAR SÍNTOMAS DE COVID-19

Chetumal.- 89 elementos de las diferentes corporaciones municipales y estatal de Quintana Roo fueron enviados a su casa por presentar síntomas de COVID-19. El 70 por ciento de esos elementos son considerados vulnerables por padecer problemas de obesidad, diabetes e hipertensión, de acuerdo a información de la Secretaría de Seguridad Pública.

En total 17 policías quintanarroenses han sucumbido ante el Covid19, y otros 63 lograron superarla.

De los 5 mil 478 policías activos en el estado, tanto municipales como estatales, agentes de tránsito y personal administrativo, mil 690 pertenecen al grupo de riesgo contra este coronavirus, ya sea por padecer enfermedades crónico degenerativas o superar los 55 años de edad.

De acuerdo a un informe previo de la dependencia, 122 de los 169 agentes que se han contagiado de COVID-19 desde que inició esta contingencia sanitaria, se encontraban comisionados en las labores de contención sanitaria; es decir, vigilando que las personas utilicen cubrebocas o que no se aglomeren en espacios públicos, apostados en filtros sanitarios, además de participar en las llamadas de respuesta a posibles violaciones sanitarias.

Y según el historial de los pacientes, 9 de cada 10 elementos fueron contagiados mientras se encontraban en activo.

Desglosado por municipio, Benito Juárez encabeza la lista con el mayor número de policías afectados por coronavirus: 32 pertenecen a esta demarcación. Le sigue Othón P. Blanco con 24, Playa del Carmen con 13, Tulum con 9, y los restantes 11 distribuidos en el resto de los municipios del Estado. Estos datos incluyen tanto agentes estatales como municipales.

Por tal motivo, la Secretaría de Seguridad Pública ha establecido revisiones médicas más rigurosas entre los integrantes de la corporación problemas de sobrepeso, obesidad e hipertensión, a fin de tengan controlado estos padecimientos.

También se comisionaron a labores administrativas el personal con más de 25 años de servicio y que superen los 55 años de edad.

Y aunque esta situación ha reducido el personal policíaco, aún no se han cubierto las 300 plazas vacantes para incorporar más elementos a la plantilla policíaca, ya que los aspirantes continúan sin poder acreditar los exámenes de control y confianza. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: