MÁS DE 35 MIL QUINTANARROENSES ESPERAN PRÓRROGAS EN CRÉDITOS

Chetumal.- Más de 35 mil quintanarroenses continúan esperando que los bancos resuelvan las prórrogas que solicitaron en el pago de sus créditos financieros. Mientras eso ocurre varias instituciones ya están cobrando intereses por pagos atrasados.

Así lo dio a conocer un reporte de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros, siendo las financieras de automóviles las que acaparan el 60 por ciento de las quejas por esta situación.

Don Roberto González Guzmán es uno de ellos. Hasta el pasado 26 de febrero no tenía ningún atraso en los pagos de su automóvil; sin embargo, el 3 de abril perdió su empleo en Mahahual, por lo que de inmediato aceptó la oferta de “posponer” sus mensualidades durante cuatro meses con la GM Financial.

El trámite lo solicitó en línea, ya que era la única vía. Pero pasaron los días y no obtenía respuesta. Llegó el 26 de abril y la financiera le cobró el saldo que aún le quedaba en su tarjeta de débito, pero al ser apenas la mitad de su pago, desde entonces la unidad de cobranzas le llama cada dos días para exigirle el resto del dinero, además de otros 567 pesos de interés.

“Les dije que había solicitado el apoyo por Covid-19, pero me respondieron que eso le compete a otra área. El pasado 30 de abril por fin me respondieron por correo electrónico que se aprobó mi solicitud, pero que tenía que firmar unos documentos para que mi trámite sea completado. Hasta el día de hoy no he recibido nada. Ya hablé al número de servicios de clientes, pero no me dan soluciones, pues vuelven a mencionar que ese trámite no les corresponde.

Mientras tanto, diariamente me están marcando, y los intereses suben”, dice don Roberto González.

Como él, miles de usuarios enfrentan situaciones similares al aceptar el diferimiento de sus pagos. La Condusef señala que al menos cuatro de cada 10 usuarios que solicitaron un aplazamiento en sus mensualidades en créditos de auto, hipotecarios, créditos de nómina, préstamos personales y tarjetas de crédito, tienen este problema.

La saturación de este servicio es una de las razones de este problema, según han informado las propias instituciones financieras. GM Financial, por ejemplo, dio a conocer que por disposición sanitaria ante el Covid-19, redujeron el número de empleados en sus servicios de atención, lo que dificulta atender la cantidad tan numerosa de los procesos de diferimiento de pago.

Mientras tanto, Jesús Chávez Ugalde, director de Análisis de Productos y Servicios Financieros de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), pidió, a través de un comunicado, calma y paciencia a los usuarios, “ya que son muchas las personas que quieren acceder a algún tipo de apoyo ya que ante la contingencia por el coronavirus perdieron su principal fuente de ingresos para cumplir con sus compromisos financieros.

Sin embargo, anunció que siguen pendientes de que las instituciones financieras cumplan con los programas de ayuda que ofrecieron. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: