NI EL HUMO DE LOS INCENDIOS IMPIDE QUE CIUDADANOS DE CHETUMAL SIGAN QUEMANDO BASURA

Chetumal.- A pesar de que Chetumal sufre por los incendios del relleno sanitario y áreas cercanas, varios habitantes de la ciudad continúan realizando quemas en sus patios y terrenos para deshacerse de su basura.

De acuerdo con el número de emergencias 911, en las últimas dos semanas se han registrado 78 denuncias de vecinos que realizan incendios en sus hogares, así como en basureros clandestinos ubicados entre la maleza a la orilla de los fraccionamientos.

Denuncias se concentran en las colonias Adolfo López Mateos, Proterritorio, Forjadores, Payo Obispo y Caribe
Las colonias Adolfo López Mateos, Proterritorio, Forjadores, Payo Obispo y Caribe, concentran el 60 por ciento de estos fuegos iniciados por la propia población.

Luis Fernando Ventura Nah, director del cuerpo de Bomberos de Othón P. Blanco, dijo que es necesario concienciar a la población para que deje de realizar estas prácticas para deshacerse de sus desechos, ya que las altas temperatura y la sequía de los últimos meses puede provocar que pierdan el control del fuego y se genere un incendio mayor.

Incluso puntualiza que en al menos cuatro grandes siniestros de los últimos días fueron provocados precisamente por esas quemas hogareñas: uno en fraccionamiento Flamingos, otro en Proterritorio, uno más en Calderitas y otro, por Las Américas.

Ventura Nah explicó que en estos momentos, la capital del estado solo cuenta con 17 bomberos para atender los incendios, pero prácticamente todos llevan días combatiendo el fuego en las zonas forestales del sur de la entidad, lo que afecta su capacidad de respuesta en caso de que una quema se salga de control.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, el humo generado por las quemas de patio es mucho más nocivo que el de un incendio forestal, debido a que propaga partículas de plástico, químicas y solventes, que pueden generar graves afectaciones a los pulmones.

Los primeros efectos en un corto plazo serán molestias oculares, irritación en las vías respiratorias, y alergias.

Pero a largo plazo puede generar asma, enfermedades respiratorias crónicas  e incluso hasta trastornos digestivos, en caso de que las llamas consuman caucho. (Sipse.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: