ADIÓS A MORALES, EL CÓMICO QUE FUE PRESIDENTE DE GUATEMALA

GUATEMALA.- Tras cuatro años de gestión, el antiguo cómico de televisión que se hizo del poder con la promesa de “ni corrupto ni ladrón”, arrastra una baja percepción popular, acusaciones de corrupción y bloquear la lucha contra este flagelo y reproches por la firma de un acuerdo migratorio con Estados Unidos que permitió convertir a Guatemala en un país que reciba a migrantes centroamericanos deportados.

Morales –que a partir del martes será relevado por Alejandro Giammattei– dirigió un mensaje a la nación para destacar sus logros, pero sobre el mandatario de 50 años pesan los reproches por haber entorpecido la lucha anticorrupción y favorecer la impunidad.

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y quién más resintió el bloqueo de Morales, espera que “el futuro sea mejor sin él”.

Para Sandoval, el gobierno de Morales será recordado por haber expulsado a la Comisión Internacional Contra la Corrupción en Guatemala (CICIG), el órgano de Naciones Unidas que atrajo la atención internacional por lograr –en 12 años de trabajo conjunto con la fiscalía– llevar a juicio a más de 400 personas por corrupción y otros delitos graves –entre ellos a tres expresidentes–, así como desbaratar 60 estructuras de crimen organizado.

“Él fue el bloqueo para la lucha contra la corrupción y la impunidad. Es una ganancia que se vaya”, dice Sandoval.

Durante los dos primeros años de gestión, Morales avaló las investigaciones de la fiscalía y CICIG, pero en 2017, cuando éstas alcanzaron a su hijo y su hermano por corrupción –y a él mismo por financiamiento electoral ilícito–, su perspectiva cambió e inició un periodo de tensiones que concluyó con la finalización del trabajo de la comisión.

En todo momento, el Congreso protegió la inmunidad del presidente y evitó que fuera investigado. (Posta.com.mx)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: