PUNTO EXACTO: PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

PUNTO EXACTO

Por Julian Puente

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

Ya llegó el inicio de un nuevo año, y con él, ese momento que todos esperamos: el de formular propósitos que nos permitan mejorar en varios ámbitos de nuestras vidas. En épocas decembrinas es inevitable no observar en retrospectiva lo que nos hemos propuesto durante el año, y sobre todo lo que hemos o no logrado. Metas profesionales, académicas, o personales son las que determinan nuestro andar y progreso cada año; y aunque no hagamos la tan trillada “lista de propósitos de año nuevo”, siempre hay dentro de nuestra mente una serie de objetivos que queremos cumplir. Para proponernos algo y cumplirlo se trata de ser concretos. Números, datos, o los términos que para ti y no para la opinión pública sean los que te harán sentir satisfecho con la meta. Si el próximo año te propones estar en forma como la fitness gurú del Instagram o Facebook que seguimos y tan sólo le damos likes a todo lo que vea, huela o diga que hace, difícilmente lo enfocaremos en nosotros. Así que tomemos lo que nos sea útil y recordemos cumplir nuestras propias expectativas.

El año nuevo es importante porque nos da este espacio, un momento en el que podemos evaluar un periodo definido de tiempo, tomar lo que hicimos bien y reajustar la ruta para lograr lo que no logramos o incluso llegar más lejos. Estos “capítulos nuevos” nos permiten ver hacia adelante. Este es el momento. Estas fechas marcan que en muchos hogares regresará la alegría de dar la bienvenida a sus gentes y los abrazos y las lágrimas correrán por sus rostros. Quién no tiene alguien fuera del país o que vive en otro estado,  quién no tiene un hermano, un hijo, un cuñado o un padre o madre fuera y lejos; estos son días pues, de olvidar las penurias y zozobras para abrazar, para abrazar muy, muy fuerte, a nuestros seres queridos y soñar ya despiertos el estar juntos nuevamente. Estas últimas letras del año, van para esas gentes. Van para los que están lejos y añoran y ya cuentan las horas, con el retorno. Es hora también, que meditemos nuestras vidas y promesas hechas que quedan por cumplir. Tratemos que el esfuerzo realizado ayude a los demás para hacer una sociedad más justa. Empujemos verdaderamente cada uno un poquito más, por nosotros y los demás. Hagamos un esfuerzo más, siempre hay lugar para un poco más fabriquemos realidades concretas y hagámosla posible.

Estas fechas de alegría, también de penas, puede ser buen momento para iniciarlas. Las celebraciones de fin de año son importantes, ya que generan un espacio de reunión y evaluación de lo que, simbólicamente, puede ser un cambio o cierre de ciclo. Con unos últimos meses difíciles para el país, la Navidad y Fin de Año es una gran fecha para la unión familiar y pasar tiempo de calidad con los seres queridos. Es importante transmitirles a los niños el verdadero sentido de esta fecha. Recordarles que el valor de este momento es poder disfrutar los unos de los otros, y que los regalos son solo una gran muestra de cariño en la familia.  Son fechas para enseñar y generar conciencia en los niños, especialmente sobre aquellos que tienen menos. Es una buena ocasión para conversarles sobre quienes no tienen siempre la oportunidad de disfrutar lo mismo que ellos, y promover la empatía en nuestros hijos. Es así, que aprovecho estas líneas para desearles a todos felices fiestas y agradecer primero al creador la oportunidad de culminar un año más, gracias a mi segunda casa, Novedades y desde luego a su director y amigo Marco Lozano Ocman.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: