¿CÓMO VAMOS EN SEGURIDAD PÚBLICA?

CIUDAD DE MÉXICO.- El primer año de gobierno del presidente López Obrador ha concluido y México atraviesa por la peor crisis de violencia de su historia moderna.

En el presente documento se incluye un recuento crítico de las principales circunstancias y acciones en materia de seguridad. Destacan las medidas que acentúan la militarización del país, desde el marco legal, pero también en lo presupuestal y en lo operativo.

Además de la creación de la Guardia Nacional, se observa un debilitamiento de las instituciones encargadas de la seguridad pública, reflejado en la extinción de la Policía Federal, y en la falta de apoyo a las policías locales.

La militarización y el debilitamiento de las policías han ido acompañados de un discurso público que enfatiza acciones que se presentan como sociales, y supletorias de la aplicación de la ley.

No obstante la clara definición gubernamental en temas torales, debe considerarse que la manera en la que el gobierno ha difundido información respecto al tema de seguridad también ha generado confusión.

A lo largo de este año, Causa en Común ha analizado las respuestas a 90 solicitudes de acceso a la información que se han enviado por medio de la Plataforma Nacional de Transparencia.

De esas solicitudes se desprenden 140 preguntas a instituciones con facultades en materia de seguridad y justicia relacionadas con diversas declaraciones que el presidente y otros funcionarios públicos han realizado en conferencias matutinas.

Como resultado de este análisis, se identifica que 118 (84.3%) de las respuestas no permiten verificar la información proporcionada por el presidente y otros funcionarios durante la conferencia, pues las instituciones dicen no contar con la información que se les solicita o se declaran incompetentes para responder; en 13 ocasiones (9.3%), las instituciones proporcionaron información que no concuerda con las declaraciones; y únicamente en nueve (6.4%) se proporcionó información que respalda adecuadamente las declaraciones.

El informe que aquí se presenta se divide en seis partes: incidencia delictiva, militarización de la seguridad pública, debilitamiento de las policías locales, presupuesto para seguridad pública, leyes y derechos, y sistema de atención a víctimas. (Posta.com.mx)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: