CHECK LIST PARA LIMPIAR LA CASA ANTES DE NAVIDAD

La Navidad es el momento para disfrutar en familia, pero debes checar tu casa antes de la llegada de todos, para que esté en orden y bien limpia.

Esta guía te puede ayudar a no dejar pasar ningún detalle para que tu casa luzca impecable, especialmente si vas a recibir invitados. Aprovecha la energía que te da esta época del año y limpia con felicidad, seguro el resultado será eficaz y así no tendrás que estar pasando la aspiradora cuando ya tus hijos e invitados estén en casa. ¿Lista?

SALA

La sala es el espacio predilecto para relajarse y compartir, así que seguro esta Navidad tú como tus invitados pasarán un buen rato reunidos allí, conversando y tomando una copa los adultos, mientras los niños hacen juegos y ven la televisión.

Asegúrate de barrer la alfombra con el cepillo más limpio que tengas y luego pásale la aspiradora. Si tienes un robot aspirador mejor aún, porque barren y aspiran a la vez.

Si después del aspirado detectas alguna mancha, procede a limpiarla en profundidad, lavando la alfombra con una combinación de ¼ de taza de detergente líquido y agua caliente.

A los niños les encanta jugar en el suelo, así que la suciedad que no quites del suelo terminará en su ropa. Asegúrate de pasar al menos 2 veces el trapeador con un buen producto desinfectante.

Después, repasa las esquinas, el lugar predilecto para la acumulación de polvo, telarañas y de los desperdicios que sin querer pateamos al caminar.

Para darle brillo a tus pisos una vez que hayas terminado de limpiarlos. Mezcla una taza de té negro caliente con una cubeta de agua, y trapea lo más rápido posible para aprovechar la temperatura del agua.
Sacude los muebles. Los sofás tienen recovecos y ranuras por todos lados, en los cuales se esconde el polvo, la tierra, restos de comida y hasta objetos perdidos. Levanta todos los cojines (en particular los de sentarse y los que cumplen función de espaldar si es el caso) y aspira por separado los cojines y también la base del sofá.

Quita las alfombras  y lávalas o cambia tus alfombras de diario por aquéllas que tienes para ocasiones especiales, lucirán hermosas

RECÁMARAS

Limpia y decora las habitaciones como si fueran un espacio más para los invitados.

Los colchones y almohadas son el lugar favorito para el nacimiento de ácaros, esa criaturita microscópica que es una de las principales causas de alergias en el hogar. Saca tus colchones, colchas y almohadas al sol, durante al menos un par de horas, ya que el calor sofoca a los ácaros y a muchas bacterias.

¿ESTÁS LISTA?

La clave para tener una casa pulcra antes de Navidad es organizar tu tiempo, y planificar, con más de una semana de anticipación, cuáles serán los días dedicados a la limpieza y cuáles quehaceres harás en cada día.

No subestimes el trabajo creyendo que puedes hacerlo todo el día previo a Navidad; la idea es hacer las cosas con más esmero, y las cosas bien hechas se toman un poco más de tiempo.

Una vez que tu HOGAR esté limpio y a tu gusto prepárate para disfrutar de estas fiestas llenas de color, brillo y principalmente paz y alegría. Cambia las toallas por algunas con decoración navideña así como las servilletas de la cocina.

El lugar favorito de las comadres, el ambiente ideal para contar chismes mientras se prepara la comida. ¡Siempre hay alguien en la cocina!

Nada ofrece una mejor impresión en la cocina que tener impecables los electrodomésticos. Habla de tu organización en la cocina, y de tu preocupación por la higiene al preparar los alimentos.

Limpia muy bien tu cafetera, el tostador de pan, el microondas, el horno eléctrico y todo pequeño electrodoméstico que tengas para cocinar.

Un estropajo humedecido en agua tibia con bicarbonato te servirá para quitar la grasa, y los restos de comida, de casi cualquier electrodoméstico de la cocina. Para todas las superficies de acero inoxidable utiliza un trapo de microfibra.

Limpia la encimera de granito con una mezcla de 5 gotas de jabón líquido, 10 gotas de alcohol y una taza de agua tibia. Tus mesas lucirán brillantes y con aroma fresco. Realiza la limpieza con un trapo suave, y luego seca con un paño de microfibra. Nunca dejes la mesa mojada por mucho tiempo, ya que la humedad crea manchas y moho en la piedra.

Es casi obligatorio que en estos días utilices el horno, así que debe estar impecable para la fecha, sin que eso signifique que vayas a empapar el horno en todo tipo de desengrasantes y productos químicos que luego cueste mucho trabajo quitar. No vas a querer hornear en un horno que huele a productos desinfectantes. Limpia el horno con una pasta de bicarbonato y vinagre.

Combina 2 cucharadas de bicarbonato en una ½ taza de agua caliente, y después añade ¼ de taza de vinagre, con lo que la mezcla comenzará a verse como una espuma.

BAÑO IMPECABLELA COCINA

l Retrete limpio.
l Ducha brillante
l Llaves relucientes
l Cañerías destapadas

Es difícil olvidar esta importante parte de la casa, pero estas ideas te ayudarán a obtener mejores resultados en la mitad del tiempo.

Después de desinfectar y cepillar la taza, prueba esta vez a desmancharla, para dar esa impresión de ‘baño nuevo’ a los invitados. Utiliza una mezcla de 1/2 taza de vinagre blanco junto con el jugo de 1 limón grande, y rocía en las zonas manchadas por el sarro y la calcificación. Deja actuar por 10 minutos y procede a restregar con una esponja abrasiva o papel lija.

Dale brillo al acero inoxidable

Seguro no olvidas limpiar los azulejos, pero rara vez te preocupas por darle brillo a la regadera y a las llaves de la ducha, las cuales van cambiando de color con las manchas de sarro y calcio. Para desprender estas capas de calcificación, llena una bolsa con 1 taza de agua y ¼ de taza de vinagre blanco, y amárrala al tubo de la regadera, haciendo que quede sumergida en el vinagre de la bolsa, y asegurando la bolsa al tubo con una cuerdita. Deja así una noche entera y al día siguiente sólo enjuaga con un cepillo de dientes viejo, agua y jabón, y el metal habrá recobrado su brillo. Repite la operación con las llaves de la ducha. Este procedimiento te sirve para devolverle el brillo a cualquier superficie de acero inoxidable, como la llave de lavabo o del fregadero, o para la regadera de mano.

Limpia las cañerías

No hay nada más vergonzoso que ir al baño de una casa ajena y que la descarga del inodoro se devuelva sin tú poder hacer nada al respecto. Nadie quiere que ese desastre ocurra, y menos en Navidad.
Para evitarlo asegúrate de hacer una limpieza a tus principales cañerías, con destapadores de cañerías comerciales o vierte por el desagüe media taza de bicarbonato de sodio, después media taza de vinagre, espera 10 minutos, y vierte 2 litros de agua bien caliente.

Realiza este procedimiento en la noche, después de que todos se hayan aseado y se hayan ido a la cama, para que los compuestos desinfectantes tengan tiempo suficiente para actuar.

Limpia los vidrios de las ventanas

Si tienes niños o mascotas, los cristales apenas duran limpios unas horas antes de volver a tener huellas de manos y de patitas. Cuando termines de limpiar las puertas de cristal o ventanas bajas, es importante decorarlas con cintas, pegatinas o cualquier adorno que corresponda a la fecha festiva, para que todos niños reconozcan que no se trata de un espacio vacío y evitar que se golpeen con el cristal o accidentes más graves.  (Vanguardia.com.mx)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: