Sáb. Ene 18th, 2020

SUFRÍA INTENSOS DOLORES ABDOMINALES, VA AL MÉDICO Y LE HALLAN ¡759 QUISTES!

Tras examinarla, los médicos le encontraron gran cantidad de protuberancias y la ruptura de ellos habría provocado la muerte de la paciente. El video de la tremenda operación

Un impactante caso ha sorprendido a médicos del Saveetha Medical College and Hospitals de la India, ante la llegada de una paciente quien padecía de un incesante dolor abdominal.

Los médicos auscultaron a la joven, una mujer de 29 años de edad, quien según dijo, venía presentando el problema desde hace tres meses y no podía probar bocado porque los alimentos le producían vómitos.

El equipo médico la sometió a diversos exámenes para conocer el origen de los dolores y la posible enfermedad. Al comienzo, los doctores no encontraron nada extraordinario, solo la presencia de múltiples lesiones quísticas. Sin embargo, los especialistas decidieron realizar un profundo análisis en la parte abdominal, lugar donde se centraba la molestia.

Tras una tomografía computarizada se encontró otros cuatro quistes, tan grandes que ocupaban casi la mitad de su cavidad abdominal.

Sin embargo, decidieron someterla a un estudio más minucioso, y descubrieron quistes más pequeños conocidos como “quistes hijos”. Al finalizar los estudios, los médicos concluyeron que la mujer padecía múltiples peritoneales, una infección parasitaria originada por tenias caninas y debía someterse a una cirugía para la extracción de las indeseadas protuberancias internas.

“El total de quistes fue de 759”, dijo la doctora Saveetha Rajesh, directora del Saveetha Medial College and Hospital.

“La ruptura de los quistes habría provocado el shock inmediato y la muerte del paciente, esto hizo aumentar el desafío para los cirujanos y anestesistas. Luego de la cirugía, la paciente fue monitoreado meticulosamente y se mantuvo estable durante el período postoperatorio”, informó el cirujano general del nosocomio.

La operación a la que fue sometida la mujer de 29 años era muy compleja debido que los quistes estaban adheridos a su hígado, conducto biliar, riñón izquierdo, intestino grueso, vejiga y otros órganos.

Esta infección parasitaria es causada por tenias caninas. Esta rara enfermedad es transmitida por zorros y perros.

Estos animales infectados defecan los huevos de tenia en sus heces y al ser ingerida por humanos u otro animales, sus larvas pueden formar quistes. Comúnmente se alojan en el hígado, pero también pueden afectar a otros órganos del cuerpo, como los pulmones, el corazón, el cerebro y los huesos (Vanguardia.com.mx)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: