PACIENTE DIABÉTICO SUPERA 120 VECES LA TASA DE TRIGLICÉRIDOS

Berlín, Alemania.- Un hombre ingresó al hospital con vómitos, dolor de cabeza y pérdida de lucidez. Tras las pruebas, los médicos descubrieron que su sangre era espesa y completamente blanca. Se trataba de un caso extremo de hipertrigliceridemia, o sobresaturación de sangre por triglicéridos.

Se estima que una persona sana tiene menos de 150 miligramos de triglicéridos por un decilitro de sangre. Cuando hablamos de una hipertrigliceridemia «muy alta» comienza con 500 miligramos por decilitro de sangre.

No obstante, lo que alarmó a las autoridades del hospital fue que este paciente diabético de 39 años, contaba con más de 18 mil miligramos por decilitro de sangre.

El caso fue difundido en el último número de la revista Annals of Internal Medicine el pasado 26 de febrero, y a pesar de tratarse de una condición que puede resultar por la genética, la diabetes, o por problemas en el metabolismo y funcionamiento de los riñones, nunca antes se había visto algo similar.

Para lograr estabilizar al paciente, que ya había perdido el conocimiento al ingresar al hospital, los doctores comenzaron con una plasmaféresis.

El método consiste en extraer, separar el plasma y regresar la sangre al organismo, sin embargo, la cantidad de grasa acumulada en la sangre bloqueó la máquina.

Por lo tanto, los doctores tuvieron que recurrir a la sangría; un tratamiento que se utilizó en la antigüedad, hasta el siglo XIX, y que fue rechazado por considerarse “inútil”. Este consiste en extraer de forma controlada la sangre del paciente.

Sin embargo, el método fue modernizado. Extrajeron dos litros de la sustancia espesa y los reemplazaron con sangre y plasma donados. En 2 días, el nivel de triglicéridos bajó hasta el punto necesario para lograr concluir de forma exitosa el tratamiento con la máquina de plasmaféresis. (tribuna)

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: