MÁS DE 250 MUJERES ACUSAN DE VIOLACIÓN A GURÚ DE BRASIL

BRASIL.- Durante más de 40 años, el sanador espiritual Joao Teixeira de Faria atrajo a personas de todo el mundo a esta pequeña ciudad en el centro de Brasil ofreciendo tratamientos para todo, desde la depresión hasta el cáncer.

Su trabajo ha sido tan elogiado -Oprah Winfrey dijo que De Faria era “inspirador” durante su visita en 2012- como escudriñado. Ahora, De Faria, conocido como “Joao de Deus” o “Juan de Dios”, tiene problemas con la ley.

Desde diciembre, más de 250 mujeres, entre ellas su hija, lo han acusado de supuestos abusos que van desde ser manoseadas durante los tratamientos hasta la violación. Las acusaciones, que cada vez son más, convierten al sanador espiritual de 77 años en la primera figura importante de Brasil en ser exhibida en la era del movimiento #MeYoo (#yotambién), que ha tardado en despegar en el país más grande de Latinoamérica a pesar de los innumerables problemas con la igualdad de género.

Mientras tanto, las personas en Abadiania, a dos horas y media en automóvil al occidente de la capital del país, Brasilia, están estupefactas. Y también temen por su futuro sin De Faria.

Según cálculos de algunos, su “casa espiritual” atendía más de 10 mil pacientes a la semana. Ahí fue donde De Faria, quien a lo largo de las décadas fue considerado un charlatán por sus críticos, realizaba cirugías “psíquicas” que afirmaba podían curar una gran variedad de males.

Algunos de sus tratamientos se basaban en la oración y a veces incluían cortes menores en el cuerpo.

Según más de 250 mujeres, fue durante las sesiones de sanación que De Faria supuestamente las acosaba o comenzaba a abusar de ellas de tal forma que culminaba con contacto sexual forzado fuera de la clínica.

El procurador público Luciano Miranda dijo a The Associated Press en su oficina que había recibido testimonios de mujeres de seis países: Brasil, Alemania, Bélgica, Bolivia, Estados Unidos y Holanda.

Las denunciantes son de todas las edades y, con frecuencia, el acoso de De Faria comenzaba apagando las luces y pidiéndoles un masaje, dijo Miranda. (posta.com.mx)

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: